Deporte Tras la salida de Valverde Martes, 14 de Enero de 2020

Setién fue presentado en Barcelona

El nuevo técnico culé expresó su satisfacción por haber llegado al banco del Barça de una forma muy particular: "Ayer paseaba al lado de las vacas y hoy dirijo a los mejores del mundo".

Martes, 14 de Enero de 2020
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Martes, 14 de Enero de 2020 | El nuevo técnico culé expresó su satisfacción por haber llegado al banco del Barça de una forma muy particular: "Ayer paseaba al lado de las vacas y hoy dirijo a los mejores del mundo".


Quique Setién confesó que su llegada al Camp Nou supone la culminación de una aspiración largamente acariciada. "Ni en mis mejores sueños hubiera podido imaginar estar aquí. Soy una persona muy emotiva y hoy es un día especial para mí. Trataré de transmitirles a los futbolistas, los más importantes en esta historia, esa confianza y esas ganas que tengo yo ahora", señaló el nuevo entrenador del Barça.

"Ayer paseaba al lado de las vacas en mi pueblo y hoy estoy en la ciudad deportiva del Barcelona, entrenando a los mejores jugadores del mundo. Esto es lo máximo", recalcó un Setién que firmó su contrato justo antes de que arrancara su presentación. Aunque en principio debe prolongarse hasta el 30 de junio de 2022, el presidente, Josep Maria Bartomeu, dejó muy claro que el año que viene, tras las elecciones, podría rescindirse sin problemas.

A Bartomeu, además, le tocó explicar las circunstancias de un relevo en el banquillo tan vertiginoso como, para muchos, inesperado. "Desde hace ya tiempo sabíamos que la dinámica del equipo era mejorable, aunque los resultados estaban muy bien, somos primeros en la Liga, y estamos en octavos en la Champions. Todos vosotros también lo sabíais, lo escuchábamos en las tertulias y lo leíamos en la prensa. Ramon Planes, Eric Abidal, Javier Bordas y yo siempre hablábamos con Ernesto Valverde y en estos últimos días le habíamos comentado que las cosas eran muy mejorables", explicó el presidente, quien desveló que el ex técnico ya sabía que le buscaban recambio.

"Me hubiera gustado que las cosas fueran de otra manera, pero han ido como han ido. Abidal y Planes hace tiempo que hablaban con entrenadores, y nunca había salido nada, hasta que hace unos días salió un nombre, y eso me sabe mal, porque el club siempre ha trabajado con mucha discreción y son cosas de futuro. Todo lo hablábamos con Valverde, siempre con muy buen rollo, porque es una persona muy inteligente y estábamos todos en el mismo barco", recalcó un Bartomeu que quiso recordar que ya mantuvo al ahora ex técnico en su cargo casi contra viento y marea.

"Quiero agradecer públicamente a Quique que haya aceptado este reto. El Barça tiene sus dificultades, pero también sus recompensas. Muchos lo conocemos no sólo como entrenador, sino también como un gran jugador, que siempre tuvo un buen trato de la pelota. Por eso es ahora un técnico de los que nos gusta, que cuida el juego, el estilo. En eso coincidimos plenamente", aseveró.

El nuevo técnico azulgrana apuntó que hablará con Valverde y que tratará de aprovechar gran parte de su legado, pero deslizó también que habrá esos cambios que asegura buscar la directiva con su fichaje. "He hablado con los jugadores y estoy seguro de que nos entenderemos rápidamente, porque lo que les quiero transmitir ya lo tienen muy asumido. Tendremos la intensidad necesaria para que no se escapen partidos como el que se escapó el otro día. Yo tengo las cosas muy claras, siempre escucho a todo el mundo, pero luego es difícil sacarme de la cabeza las cosas de las que estoy convencido. Si hay que morir con ello, pues moriremos", reiteró.

Desde luego, está encantado de dirigir a jugadores con un nivel tan alto como los que tiene el Barça. Pero eso no significa que vaya a dejar que el escenario le imponga demasiado. "He disfrutado muchísimo estos 14 años viendo a este equipo, a estos jugadores que me han hecho disfrutar realmente del fútbol, cada día, cada partido. En todos siempre hay algo que uno rescata, que se queda con ello, que es agradable para la vista. Aún no soy del todo consciente de lo que significa entrenar al mejor jugador del mundo y a los compañeros que tiene. He hablado con él, y también con otros. Una cosa es la admiración que siento, y otra cosa es que Messi es Messi, Busquets es Busquets, Piqué es Piqué... Será una relación extraordinaria, pero cada uno tiene que estar en su sitio. Soy una persona directa, y si veo alguna cosa, trataré de convencerlos, sobre todo para que trabajen, porque el talento ya lo tienen", señaló.

Sabe que le exigirán resultados. Pero, ante todo, quiso dejar claro que su apuesta será fiel al estilo que tanto gusta en el entorno azulgrana. " Con respecto al dibujo, yo creo que lo importante de verdad es la filosofía, tener claro a lo que jugamos. Es posible que en algún momento valoremos algún cambio con respecto al 4-3-3 y al 4-4-2 que se han usado. La filosofía no va a cambiar, pero el dibujo puede hacerlo", apuntó. "Cuando me lo dijeron, no tardé ni cinco minutos en aceptar. Fue una sorpresa cuando me avisaron. Jamás pensé realmente que el Barcelona se iba a decidir por mí. No tengo un curriculum extenso ni títulos, sólo he demostrado que esta filosofía me encanta y que el Betis y Las Palmas han jugado muy bien. No sé si era suficiente para llegar aquí, pero estoy muy agradecido", zanjó.


Seguí leyendo