7° Mendoza

Jueves, mayo 19, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$123,5000

Dólar Ahorro/Turista

$204,22

Dólar Blue

$206,00

Dólar CCL

$210,48

Euro

$125,6416

Riesgo País

1955

7° Mendoza

Jueves, mayo 19, 2022

RADIO

ONLINE

Un 26 de enero de 1914 fallecía el Cura Brochero canonizado por el Papa Francisco

El santo argentino fue conocido por su labores evangelizadoras y por el cuidado de los enfermos

Redacción
26/01/2022 13:17

 

Este miércoles 26 de enero se están cumpliendo 108 años del fallecimiento de José Gabriel del Rosario Brochero, quien pasó a la posteridad como el Cura Brochero, y fue considerado como el cura gaucho que hablaba el dialecto de ellos.

Para la década de 1960, casi 50 años después de su muerte, se inició el proceso de canonización y el Cura Brochero fue declarado venerable por el papa Juan Pablo II en 2004 para finalmente ser beatificado el 14 de septiembre de 2013, ya con el papa Francisco. El 16 de octubre de 2016 fue canonizado en una ceremonia que presidió Jorge Bergoglio.

Quién fue el Cura Brochero y la importancia de sus labores

Un 26 de enero pero de 1914, hace 108 años, fallecía una de las figuras que más destacó en su entrega para con los enfermos y los moribundos.

Parte de su vida, precisamente, la dedicó al cuidado de personas en estado de vulnerabilidad. Había nacido un 16 de marzo de 1840 en Villa Santa Rosa, una localidad de la provincia de Córdoba.

Para el año 1867, a sus 27 años, Brochero comenzó a destacarse por el cuidado y la asistencia de enfermos y moribundos de la epidemia de cólera que atacó a la provincia cordobesa para aquellos años, dejando un saldo de 4.000 muertos.

Tan solo unos meses antes, el 14 de noviembre de 1866, había sido ordenado sacerdote. Y durante toda su vida se dedicó a llevar adelante sus tareas poniendo en primer lugar las necesidades de las personas, e incluso asumiendo como propias las necesidades ajenas.

Fue responsable de construir iglesias y abrir caminos entre las montañas. Incluso también de levantar escuelas.

Ya para su vejez, y como consecuencia de haber convivido con personas que padecían esta enfermedad, el Cura Brochero contrajo la lepra, fue por eso que quedó ciego y sordo antes de morir, en el año 1914, a sus 73 años de vida.

 

Entre sus reconocimientos más destacados está el de que fue considerado como el cura gaucho, ya que hablaba su dialecto y se dirigía de forma amable a todos los paisanos de la zona.

Además, durante sus acciones evangelizadoras, se dedicó a recorrer en mula los caminos serranos, para transmitir su mensaje y ayudar a las comunidades construyendo las escuelas e iglesias. También logró hacer que se colocaran rieles para un tranvía rural en lugares que conectaban a poblados muy humildes.

Brochero falleció en una pequeña localidad cordobesa conocida como Villa del Tránsito, lugar que más tarde pasaría a llamarse Villa Cura Brochero en honor a él.