Tiene una eficacia del 92,8% aseguraron científicos cubanos.

Cuba se prepara para dar luz verde a una de sus vacunas contra el coronavirus, entre las que se destaca La Abdala, con una eficacia del 92,28%, según anunciaron esta semana los científicos cubanos, que esperan su autorización por parte del Centro Para el Control de Medicamentos (Cecmed).

Además de Abdala, Cuba cuenta con otros cuatro candidatos vacunales, entre ellos Soberana 2, cuyos resultados de eficacia parcial son de 62% con dos de las tres dosis, lo que hace que los investigadores confíen en que la autorización ocurra pronto.

Este despliegue de vacunas científico en un país con escasez de comida y medicamentos “es la confirmación de esa experiencia que tienen las instituciones científicas desarrollando sus vacunas, y esta es una historia de hace 30 años atrás”, dijo José Moya, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Cuba, citado por la agencia de noticias AFP.

Limitada por el embargo estadounidense, la isla cubre el 80% de su programa de inmunización con sus propias vacunas, que también son utilizadas en 35 países en el mundo, según Eduardo Martínez, presidente del grupo farmacéutico estatal BioCubaFarma.

Cuba empezó a vacunar a la población en mayo de este año, en el marco de una intervención de salud pública reservada para las zonas más afectadas, especialmente La Habana.

Si bien logró reducir los casos en la capital, el resto del país registró un aumento alarmante con más de 193.000 positivos para una población de 11,2 millones de habitantes.

La futura aprobación de una primera vacuna cubana es bienvenida en toda la región, que enfrenta un fuerte incremento de los contagios.


-->