Mendoza continúa sorprendiendo a visitantes y locales con su creciente propuesta enoturística y gastronómica. En últimos años, más y más bodegas y fábricas abrieron centros de visitantes, wine bars y restaurantes, ampliando las posibilidades de una experiencia de maridaje.

En esta nota, hay algunos ejemplos de actividades que turistas y mendocinos pueden disfrutar en bodegas y que salen del clásico menú degustación o visita guiada.


Almorzar en un container en Riccitelli Wines

Desde el lunes 17 de febrero, la bodega de Matías Riccitelli ofrecerá la posibilidad de degustar sus vinos acompañados de un menú relajado, conformado por platos regionales, que estarán a cargo del chef Juan Ventureyra, quien hasta hace poco era el jefe de cocina del restaurante de Ruca Malen.

La particularidad de este nuevo espacio gastronómico es que se armó en el interior de containers, que cuentan con mesones para compartir. El objetivo es lograr un ambiente íntimo, estilo bistró.

Habrá un menú con opciones de entrada, principal y postre, y otro menú degustación, en el que se podrá hacer un upgrade usando los vinos top de la casa, que cuenta con más de 30 etiquetas. Se podrá visitar de lunes a sábados al mediodía.


Reservas y consultas: [email protected]


GlamCamp en Alpasion


La bodega y alojamiento de lujo Alpasion acaba de inaugurar la primera área de Glamping de Mendoza, en su propio predio, ubicado en Tunuyán. Lo que proponen es una experiencia similar a la de acampar, pero con todos los servicios de alta gama propios de un hotel (pileta, restaurante, mucama).


El área de glamping tiene 3 domos, los cuales tienen deck y tinas privadas que fueron construidas en Tierra del Fuego. Cada habitación es de 43 m2 y tiene un baño privado. El valor es de 300 dólares la noche.

Consultas y reservas: [email protected]


Cocinar en Finca Agostino

La bellísima bodega ubicada en Maipú, tiene un programa pensado para quienes vienen a Mendoza no solo a probar vinos sino también a divertirse. De esta manera, permite a quienes visitan disfrutar de una exclusiva clase de cocina a cargo del chef de su restaurant.

La misma clase comienza en la huerta orgánica de la bodega, donde se recolectan las verduras y frutas necesarias para la elaboración. Las actividades de la clase son: Elaboración de panes / Elaboración de empanadas criollas: masa, relleno, repulgue y cocción / Elaboración de humita / Preparación de vegetales al rescoldo para ensaladas / Preparación del asado / Preparación de postres al fuego.


La duración es de aproximadamente 5 horas, e incluye el almuerzo preparado por los mismos participantes maridado con vinos de la bodega. El valor es de 200 dólares y la actividad requiere de reserva previa.


Consultas y reservas: [email protected]


Cosechar en Familia Zuccardi

Todos los viernes del mes de febrero y marzo, Casa del Visitante invita a participar del programa turístico Vení a Cosechar, destinado a que los amantes del vino puedan vivir una de las etapas más importantes de su proceso de elaboración: la cosecha.

La actividad se realiza bajo la supervisión de profesionales de la Bodega, quienes, con su experiencia, guían a los participantes y los proveen de las herramientas necesarias para realizar esta tarea y conocer todos sus secretos.



Una vez terminada esta labor, el programa continúa con un almuerzo en Casa del Visitante, para luego finalizar con una visita y degustación en Bodega Santa Julia.

El valor por persona del programa completo es de $3250 por persona y el traslado, a cargo de Bus Vitivinícola, tendrá un costo de $1400.


Reservas y consultas: 0261-441-0000 o [email protected]