Este martes se conoció que tanto en Boca como en River se detectaron casos de coronavirus. Son cuatro casos en el Xeneize y dos en el Millonario, y según la información de los clubes no hay futbolistas ni integrantes del cuerpo técnico implicados en los contagios, por lo que en ese sentido no se altera la dinámica respectiva de entrenamientos.

En el caso de Boca se trata de cuatro personas que trabajan en la cocina de la pensión del club, que tiene sede en Casa Amarilla y en donde se prepara la comida para los juveniles. El hecho de que los futbolistas de inferiores estén en sus hogares evita que alguno se contagie. Por otro lado, los cuatro integrantes están controlados en cuanto a síntomas y tampoco estuvieron en estos días en Ezeiza, donde entrena el plantel mayor por lo que no hay riesgo alguno. En Boca sigue recuperándose Agustín Almendra, único jugador infectado.

Por el lado de River, en las últimas horas del lunes se conoció que dos personas que trabajan en el River Camp, centro de entrenamiento del equipo en Ezeiza, están contagiadas con coronavirus. Si bien no ha habido detalles sobre qué tarea cumplen y el grado de afección, sí se supo que no entraron en contacto con el plantel por los protocolos y por ende no hay riesgo directo. El único jugador que continúa recuperándose de la patología es el arquero Ezequiel Centurión, quien podrá volver a entrenar la semana próxima.



/" target="_blank">