El  restaurante Don Julio fue elegido como el mejor de América Latina por la organización World’s 50 Best Restaurants (“los 50 mejores restaurantes del mundo”), que destaca lo mejor de la gastronomía a nivel internacional. Para quienes viven en Buenos Aires o están de paso por la ciudad, ya es posible reservar una mesa en la mejor parrilla del continente según el ranking.

“Un edificio de finales del siglo XIX y un emblema del barrio de Palermo es el escenario de esta inmersión en la cultura argentina. En Don Julio, el grill cobra protagonismo y todo combina a la perfección para que los comensales descubran la cocina que representa a la Argentina en una sola comida”, destaca la web oficial de los premios. No es la primera vez que se reconoce el nivel de Don Julio, aunque sí dio un salto significativo: en la última edición de la lista (2019), la parrilla porteña había aparecido en el cuarto puesto. Por otro lado, en el ranking global, que excede a nuestra región, el local ubicado en la esquina de Gurruchaga y Guatemala había logrado ubicarse en la posición 34.

Los precios del menú no lo convierten en el restaurante más accesible de la ciudad, aunque están en sintonía con el servicio que ofrece. Entre las entradas, una porción de salame de potro puede costar alrededor de $380 y una de provoleta unos $590. También hay variantes: provoleta de cabra ($430) y una selección de quesos por $890.

Los aperitivos para aguardar el plato principal oscilan entre $300 y $400. Para acompañar la entrada, por ejemplo, se puede pedir un Bianco La Fuerza con agua con gas y limón ($390), un vaso de Hesperidina con tónica y naranja ($320) o Pineral con jugo de pomelo ($320).

Pero, claro, las estrellas de Don Julio son los embutidos, las achuras y las carnes. Una porción de chorizo en Don Julio cuesta $350, mientras que una degustación de embutidos artesanales cuesta $710. También se pueden sumar al plato: morcilla ($285), salchicha parrillera ($350), chinchulines ($960), mollejas ($2290), riñones ($860) o una degustación de achuras ($3245).

Por su parte, los cortes de carne oscilan entre $1500 y $3000. En la carta se puede encontrar bife de chorizo ancho ($2305), bife de chorizo angosto ($1870), bife de chorizo mariposa ($2100)carré de cordero ($1540), ojo de bife ($1915), bife de cuadril ($1720), vacío ($2890)asado de tira ($2890), entrecot ($2610) y churrasquito de cerdo ($1730). Vale destacar que, en general, se puede optar por compartir porciones. Por ejemplo, dos personas pueden pedir una entrada, un corte de carne, embutidos/achuras y una guarnición para una cena completa.

“Creo que el hecho de que una parrilla argentina llegue a los 50 mejores restaurantes del mundo habla a las claras de un premio que, más que a la parrilla, es a la cultura argentina, y en eso nos tenemos que sentir súper orgullosos los argentinos porque es un reconocimiento a nuestra cocina emblema”, comentó en 2019 a LA NACION Pablo Rivero, propietario del restaurante palermitano que abrió sus puertas en 1999. “Más que sentirnos contentos de que Don Julio esté entre los 50 mejores, estamos contentos porque es un reconocimiento a nuestra parrilla argentina“, agregó el referente de la gastronomía nacional.

El top ten Latinoamericano

1. Don Julio, Buenos Aires, Argentina

2. Maido, Lima, Perú

3. Central, Lima, Perú

4. A Casa do Porco, San Pablo, Brasil

5. Pujol, Ciudad de México, México

6. Boragó, Santiago, Chile

7. El Chato, Bogotá, Colombia

8. Mishiguene, Buenos Aires, Argentina

9. Rosetta, Ciudad de México, México

10. Osso, Lima, Perú

Fuente La Nación


-->