Amado Boudou consiguió una reducción de diez meses en la pena que debe cumplir por el caso Ciccone gracias a cursos de lo más variados que realizó en la cárcel

Desde electricidad, hasta organización de eventos y filosofía. Los cursos que hizo Amado Boudou en prisión -primero en la cárcel y después, domiciliaria-, fueron de lo más variados y le permitieron al vicepresidente una reducción de diez meses en la pena que debe cumplir por el caso Ciccone.

Según el fallo del juez Daniel Obligado, los cursos realizados por Boudou en la cárcel fueron los siguientes:

Programador de sistema de base de datos de computadoras personales. El curso se dictó desde el 30 de julio de 2018 hasta el 26 de octubre de ese año, con una carga de 180 horas de duración.

Montador electricista. También en cautiverio, hizo este curso que tiene una carga horaria de 150 horas. Asistió a las clases desde el 4 de marzo de 2019 hasta el 3 de mayo de 2019.

Electricista instalador. De los cursos que hizo en cautiverio, este es el más ambicioso, con 450 horas de duración. Lo hizo entre el 6 de mayo de 2019 hasta el 11 de octubre de 2019.

Práctico en organización de eventos. Con una carga horaria de 150 horas, lo cursó desde el 8 de octubre de 2019 hasta el 13 de diciembre de 2019.

Filosofía. Boudou participó de este taller, primero en la cárcel (fue a tres encuentros en septiembre de 2019) y después “en forma virtual” desde su casa (se conectó a otras cinco clases).

Para la fiscalía, “los estudios relacionados con el oficio de electricista (montador e instalador)” fueron “parte de un mismo trayecto de capacitación laboral” y debían ser considerados como un único curso, pero el juez no estuvo de acuerdo y decidió bajarle la pena dos meses por cada uno de ellos. “De los informes elaborados por las autoridades del Servicio Penitenciario no se desprende que nos encontremos frente a un mismo curso, sino todo lo contrario, pues han sido dictados en forma separada por el Centro de Formación Profesional”, sostuvo Obligado.

La fiscalía entendió además que el taller de Filosofía no fue más que una “actividad extracurricular, que no integra el programa de estudios en ninguno de los niveles o modalidades de la Ley Nacional de Educación y sus complementarias” ni “se trata de un curso de formación profesional.

El juez, en cambio, computó este taller para la reducción de pena. “Corresponde remarcar la importancia de la educación en el sistema carcelario, y es por ello que considero oportuno asimilar el referido Taller de Filosofía a un curso de formación profesional, ponderando la importancia para el desarrollo personal del incuso”, escribió Obligado. Sin embargo, por su duración, a este curso no le reconoció la capacidad de reducir la pena en dos meses sino en uno.

Estudios universitarios

Además, en detención domiciliaria, Boudou cursó estudios universitarios, aunque no todos fueron considerados para reducirle la condena. Fueron:

Licenciatura en Historia. Boudou lo cursa en la Universidad Nacional de Avellaneda (UNA). Es alumno regular y, según las pruebas del expediente judicial, aprobó cuatro materias. Pese al pedido de la defensa, no fue tenido en cuenta para la reducción de pena porque Boudou no completó con el ciclo lectivo anual.

Diplomatura Superior Desigualdades y Políticas Públicas Distributivas. El exvicepresidente está avanzado en esta diplomatura, dictada por Flacso. Es alumno regular y aprobó uno de los cuatro trabajos prácticos correspondientes a los módulos de la cursada. Adeuda el trabajo final.

Doctorado en Ciencias Sociales. Boudou cursó tres seminarios del doctorado que está haciendo en la UBA. Está ahora en la “etapa de evaluación”. Tampoco fue considerado válido para la reducción de pena.


-->