Uno de los empleados del local dio positivo. El hombre había estado en contacto con el empleado de una bodega de el mismo departamento que a semana pasada dio positivo.

El viernes de la semana pasada se conoció que el empleado de una bodega en Maipú, de 37 años, padecía coronavirus. Se trató del “caso 98” en Mendoza, y desató gran preocupación en la sociedad.

Esto se debió a que el hombre estuvo en contacto con otras personas, y hasta ahora se confirmó que dejó un saldo de 9 personas infectadas. Fue este domingo cuando se confirmaron 5 casos directamente relacionados con el caso 98: dos compañeros de trabajo y 3 amigos de este. Horas después dieron positivos otros tres amigos del empleado bodeguero.

Ante esto las autoridades comenzaron a rastrear los últimos movimientos de hombre para así aislar a posibles personas infectadas. Fue así como llegaron a la pizzería “Pizzacheff a la parrilla”, ubicada en Maipú.

Es que uno de los infectados trabaja allí, y debido a esto, el local gastronómico debió cerrar sus puertas de manera temporal. Así lo confirmaron sus dueños a través de la página de Facebook del comercio.

“El chico que dio positivo a COVID es verdad que trabaja con nosotros y desde el viernes que se enteró del caso 98 (trabajando), bajo la sospecha tomamos los recaudos necesarios”, explicaron.

También explicaron que ya se desinfectó todo el lugar y que el personal ha sido aislado en sus domicilios ya que no presentan ningún síntoma.