La fiscal Andrea Lazo los imputaría este miércoles por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Este martes trascendió que la fiscal Andrea Lazo imputará a los cuatro detenidos por crimen de los hermanos Kevin (18) y Franco Álvarez (28). Los jóvenes estuvieron desaparecidos 20 días y sus cuerpos fueron hallados el último domingo en Rodeo del Medio. 

Los detenidos son dos obreros que trabajaron con ellos y dos vecinos de estos, y todos serán imputados por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. Con este panorama, los sospechosos continuarán detenidos. 

La imputación terminaría de confirmarse durante la mañana de miércoles, luego de que la fiscal Lazo pidiera una prorroga para confirmar la acusación mientras suman pruebas para la causa. 

Si bien por ahora son solo especulaciones, testigos indicaron que el mayor de los hermanos, Franco, le habría robado una planta de marihuana a uno de los detenidos. 

Este tema habría salido a la luz el día en que los hermanos fueron a cobrar un trabajo a Los Corralitos, ya que habrían recibido menos dinero de lo acordado (la diferencia de lo que perdió el dueño de la planta de marihuana, que habrían sido $15 mil).  

Ante esto se habría desencadenado una discusión entre los hermanos y los ahora detenidos, lo que podría haber terminado en el doble crimen. Una vez que se confirmó que los cuerpos hallados en la Laguna Viborón eran de Kevin y Franco, también se comprobó que fueron asesinados a balazos y que los cuerpos presentaban varios golpes


-->