Se trata de Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, quienes recuperaron su libertad por falta de pruebas. Pese a esto, continuarán vinculados al proceso judicial.

Lugbiers Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi recuperaron la libertad este lunes luego de que la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni pidiera liberarlos por considerar que actualmente no hay suficientes pruebas en su contra para dictarle la prisión preventiva por el homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas de Fernando Báez Sosa.

Minutos antes de la liberación, el padre de Guarino, Raúl, consideró que “se hizo justicia” con su hijo. “Es todo muy triste por la familia de Fernando Báez pero con Juan Pedro se hizo Justicia”, aseguró a Télam.

Acompañados por el defensor Hugo Tomei, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino salieron a las 15.25 de la Unidad Penal 6 de Dolores sin dar declaraciones a la prensa y en medio de un importante operativo de seguridad. Ambos abordaron un auto para alejarse de la zona y encontrarse con sus respectivos familiares,

Las liberaciones de ambos rugbiers fueron dispuestas por el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, luego de que la fiscal de Villa Gesel a cargo de la causa fundamentara ese pedido con que ninguno fue reconocido en las ruedas de personas y por el “beneficio de la duda”.

“A la luz del resultado negativo de la diligencia de reconocimiento de personas en relación a los encausado Guarino y Milanesi, ésta Titular de la Vindicta Pública, entiende que debe cesar la medida de coerción personal que pesa sobre ellos”, señaló Zamboni en su dictamen.

La fiscal afirma que “si bien se ha acreditado que los co-encausados estuvieron con los demás esa noche, hasta la actualidad se han llevado a cabo innumerables medidas de investigación que no han permitido vincularlos a la muerte de Fernando”.

Respecto de Milanesi, la fiscal afirmó que ninguno de los testigos “lo han podido reconocer ni como agresor de la víctima, ni de ningún otro amigo de Fernando” y que “solo uno de ellos lo vio parado en las inmediaciones” pero “sin participar en la gresca”.

Además, explica que si bien Milanesi presentaba lesiones en sus manos, “no pudieron acreditarse fehacientemente que guarden vinculación con la presente pesquisa”.

En relación a Guarino, la fiscal señaló que “si bien el mismo se halla filmado saliendo del bailable Le Brique (…), nada lo ubica en la agresión misma a Fernando” y en ese sentido recordó “el resultado negativo de la totalidad de los reconocimientos en rueda de personas desarrollados” y que “un solo testigo lo ubicó en las inmediaciones del lugar”.

Por último, Zamboni señala que la libertad de Guarino y Milanesi “de ningún modo implica su desvinculación del proceso” en el que restan diligencias a desarrollar y pidió que estén a disposición de la Justicia hasta que termine el proceso.
Fuente: Vía País