En el marco de las medidas económicas de emergencia adoptadas por el gobierno argentino durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, los monotributistas y autónomos que reúnan las condiciones necesarias pueden acceder a los créditos a tasa cero que ofrece la AFIP.

Tal como especifica la página web del organismo, «el monto que podrá solicitar cada persona depende de la categoría en la que está inscripto. El máximo previsto por la normativa es de $150.000».

Una vez que la solicitud sea aprobada, el Banco Central se pondrá en contacto con la entidad que le corresponda a cada beneficiario y se avanzará con el trámite. En caso de concretarse, los fondos se acreditarán en la tarjeta de crédito indicada en tres desembolsos sucesivos e idénticos.

LEER TAMBIÉN

Un dato importante es que a cada una de las tres cuotas del crédito, se sumará además el importe de los impuestos y aportes que se deben abonar por la cuota mensual del monotributo. El pago se realizará automáticamente a nombre del contribuyente. Por eso, los que tengan estos pagos adheridos al servicio de débito automático tienen que solicitar a su banco un “stop debit” por los períodos fiscales que se cancelen con esta modalidad, para evitar la duplicación del pago.

En cuanto a la devolución de los préstamos, con el objetivo de no agobiar a quienes lo soliciten en un contexto de crisis, se estableció que contarán con un período de gracia de 6 meses. El repago, en tanto, se realizará como mínimo en 12 cuotas fijas sin intereses y como máximo en 18 cuotas fijas, también sin intereses.

La inscripción comenzó el 4 de mayo, permanecerá abierta hasta el 29 del corriente y se realiza exclusivamente a través del sitio, mediante cinco sencillos pasos.