El intendente Sebastián Bragagnolo y los referentes turísticos elaboraron un protocolo que será presentado al Gobierno provincial.

Desde la intendente de Luján de Cuyo solicitaron que, en medio de la pandemia por el coronavirus, se reabra el sector turístico en Alta Montaña. Se trata de un pedido del intendente Sebastián Bragagnolo para reactivar la actividad en localidades como Cacheuta y Potrerillos.

“Desde el 5 de mayo que pedimos la apertura parcial, todo ha funcionado correctamente. Además a nivel provincial, también hay buenas perspectivas, llevamos más de una semana sin casos de nuevos infectados en la provincia, esto permite vislumbrar una situación positiva”, explicó Bragagnolo.

Luego, en una entrevista brindada a Radio Nihuil, agregó: “En el caso de Cacheuta, hay 65 familias y en Potrerillos, 600 familias que viven exclusivamente de la actividad del turismo. No tienen otra cosa para vivir. Nosotros lo que planteamos es que sea una reapertura por etapas y sólo destinada a los mendocinos”.

Bragagnolo indicó que la idea es que sólo los mendocinos puedan ir a alojarse en una cabaña, y así seguir cumpliendo la cuarentena como si estuvieran en su casa. Además, el intendente junto a los refernetes turísticos de la zona, elaboraron un protocolo que será presentado al Gobierno de Mendoza para que evalúen dicha flexibilización.

Entre los puntos que tuvieron en cuenta se indica que la capacidad de los complejos será al 50%, que habrá un día entre el check out y el check in para que la cabaña se ventile, y que no se podrá acceder a diques o lagos, entre otros.

“Estuve ayer (por este martes) en Cacheuta y Potrerillos y la situación de los pobladores es muy preocupante. Creo que podemos dar estos pequeños pasos, priorizando siempre la salud y la seguridad sanitaria”, concluyó Bragagnolo.