La terapia que generó polémica en los últimos días será utilizada solamente en pacientes infectados que se encuentran hospitalizados

El Ministerio de Salud de Francia autorizó este jueves el tratamiento en base a la cloroquina del infectólogo francés Didier Raoult para pacientes con coronavirus que se encuentran hospitalizados.

“La hidroxicloroquina y la combinación de lopinavir/ritonavir pueden ser dispensadas y administradas bajo la responsabilidad de un médico a pacientes afectados por COVID-19, en los establecimientos de salud que se encargan de ellos, así como, para la continuación de su tratamiento si su condición lo permite y con la autorización del médico inicial, en el hogar”, afirma la resolución del ministerio.

“La Agencia Nacional para la Seguridad de Medicamentos y Productos de Salud es responsable de elaborar un protocolo para uso terapéutico destinado a profesionales de la salud y establecer los términos de información adaptados a la atención de pacientes”, agrega.

Tras el anuncio, Raoult, quien en los últimos días estuvo en el centro de la polémica en Francia por defender el tratamiento de coronavirus con cloroquina, le agradeció en su cuenta de Twitter al ministro de salud por la decisión tomada para hacer frente al brote: “Como parte de la emergencia de salud, se puede recetar hidroxicloroquina para tratar COVID-19. Gracias Olivier Véran por escuchar”.

En medio del avance mundial de la pandemia, el profesor e infectólogo francés había considerado “inmoral” no utilizar cloroquina para las personas hospitalizadas con coronavirus.

El director del Instituto Mediterráneo de Infección en el Hospital Universitario (IHU) de Marsella, anunció en un video el “final de partida” contra el virus: la cloroquina, dijo, una medicación utilizada contra la malaria, había eliminado los síntomas del 75% de los 24 pacientes en los que él la probó.

El estudio francés administró 600 miligramos de hidroxicloroquina diarios por seis días a pacientes con diagnóstico positivo para Covid-19, midiendo su carga viral después de cada jornada. Algunos recibieron también azitromicina.

Según el documento, los 20 pacientes tratados mostraron una reducción significativa de la carga viral en comparación con que los 16 del grupo de control que no recibió medicamentos.

El estudio francés contó con el apoyo de varios emprendedores tecnológicos de Estados Unidos, entre ellos Michael Coudrey y el famoso creador de Tesla, Elon Musk.

Las autoridades francesas trabajan a contrarreloj para contener el avance de la epidemia que, de acuerdo a datos aportados este jueves por el director general de la Salud, Jérôme Salomon, ya dejó 1.696 personas muertas y 29.155 infectadas.

Salomon detalló que entre las víctimas registradas en las últimas 24 horas hay una adolescente de 16 años de la región de Ile-de France. También detalló que, del total de 29.155 casos de Covid-19, hay 13.904 personas hospitalizadas, de las cuales 3.375 están en cuidados intensivos. No obstante, 4.948 pacientes han superado la enfermedad.