El Gobierno dispuso el cierre total de las fronteras de la Argentina hasta el 31 de marzo.  Así lo establecerá un Decreto que será publicado en el Boletín Oficial de este viernes y que sólo contemplará algunas excepciones.

El gobierno nacional dispuso este jueves el cierre de todas las fronteras del país para el tránsito aéreo, terrestre y marítimo a partir de la hora 0 de este viernes, para reforzar las medidas contra el coronavirus, informó el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

“Hay un decreto de necesidad y urgencia que será publicado y que dispone que a partir de mañana se cierran absolutamente” las fronteras de la Argentina.

Rossi recordó que ya se había establecido el corte del sistema aéreo, pero ahora se amplía la prohibición a los pasos terrestres y marítimos.

El ministro aclaró que habrá excepciones, por ejemplo para los casos vinculados con transporte y provisión de elementos esenciales, y anunció que “vamos a ir regulando” el regreso de los argentinos que se encuentran en el exterior.

“Teníamos frenados los vuelos pero teníamos un tráfico intenso por pasos fronterizos o puertos”, insistió.

“Esto viene a generar un marco decisorio que nos permita que los argentinos que vayan regresando a la Argentina puedan ser absorbidos por la salud pública argentina y que no genere enfrentar la pandemia desde un lugar de mayores complicaciones”, señaló Rossi a los canales C5N y A24.

“Nadie podrá entrar al país, salvo los ciudadanos argentinos, nadie podrá ingresar”, reiteró el funcionario, y remarcó que “lo que hemos hecho es completar una decisión que ya había anunciado el presidente” Alberto Fernández “que estaba vigente desde hace varios días”.

En ese sentido recordó que “ustedes saben que incluso antes de decretar la cuarentena se habían cerrado las fronteras argentinas, lo que pasa es que habían quedado algunos resquicios como los puertos y algunos pasos terrestres y ahora el Presidente ha tomado esta decisión”.

Rossi sostuvo además que “debemos seguir cuidando la salud de los argentinos y la única medida posible es la de aislamiento, no tener contacto social, y en ese sentido van el esfuerzo y las decisiones que está tomando el Presidente en esta emergencia”.

“Miramos lo que ha sucedido en todo el mundo tomamos decisiones en base a países que han tenido mejores resultados, los que más éxito han tenido con medidas drásticas y contundentes”, afirmó.

Rossi destacó que “la mayoría de los argentinos está cumpliendo con la cuarentena, ese esfuerzo hay que reconocerlo y hay que seguir incentivando estas decisiones para lograr el objetivo”.

Además, en sintonía con el Presidente, dijo que “el estado de sitio es absolutamente innnecesario, pues dispone que las Fuerzas Armadas actúen en problemas de seguridad interior y ello no está ocurriendo”.

El artículo 2° de la nueva medida determina las siguientes excepciones:

– Las personas que estén afectadas al traslado de mercaderías por operaciones de comercio internacional de transporte de cargas de mercaderías, por medios aéreos, terrestres, marítimos, fluviales y lacustres;

– Los transportistas y tripulantes de buques y aeronaves;

– Las personas afectadas a la operación de vuelos y traslados sanitarios.

“Sólo van a poder ingresar quienes tengan situaciones excepcionales”, había adelantado ayer Alberto Fernández, en una entrevista cedida a Telefé.

“Por ahora hemos decidido no ingresar más gente. Le he instruido hoy al Canciller (Felipe Solá) para que ayude con recursos a los que están en el exterior para que podamos ordenar este tema”, había agregado el Presidente, aclarando que los argentinos que se vean imposiblitados de regresar al país contarán con la asistencia del Estado.

“En lo inmediato, salvo algún caso excepcional que lo justifique, van a tener que quedar esperando el momento del regreso. Por ahora los regresos están suspendidos, y la entrada por las fronteras también. Estamos tratando de reglamentar el ingreso de los mayores de 65 años. El resto que esperen un poco. Los iremos a correr cuando el riesgo argentino sea manejable”, completó el presidente.