La delegación recibió la presencia de un peluquero en la concentración, pero no se descarta que se hayan producido otros ingresos de personas agenas el seleccionado chileno.

La Conmebol inició un expediente disciplinario a la Federación Chilena de Fútbol (ANFP) por los futbolistas del seleccionado que infringieron el protocolo sanitario en el hotel de concentración en la ciudad de Cuiabá.

Según reconoció la propia ANFP en un comunicado, la delegación incumplió el protocolo de la burbuja sanitaria por permitir el ingreso “no autorizado” de un peluquero.





En base a esto, la Conmebol inició un expediente disciplinario que podría generar una multa cercana a los quince mil dólares.

La ANFP, no obstante, tiene tiempo hasta hoy a las 15 para presentar un descargo, según informó el diario chileno La Tercera.

Este caso afectó al plantel chileno que se prepara para enfrentar esta tarde (a las 18) a Uruguay por la tercera fecha del grupo A, en un partido clave por la clasificación.

El entrenador uruguayo Martín Lasarte y el capitán Claudio Bravo se refirieron a la situación en la habitual conferencia de prensa previa a los partidos y admitieron el “error” de la delegación.

“Sabemos del error que cometimos. Asumimos las consecuencias”, dijo el arquero y capitán de “La Roja”.

Lasarte, por su lado, consideró que fue un “error grave” de sus dirigidos y, al mismo tiempo, descartó que la versión de una supuesta fiesta.

“La única situación que nos tocó vivir es la que conocemos y a la que hicimos referencia”, aseguró el DT uruguayo.

Entre los involucrados en la polémica están los referentes Gary Medel y Arturo Vidal, quienes incluso publicaron en sus redes sociales videos mientras se cortaban el pelo.


-->