Las fintech y los bancos suman opciones para patear el pago de las compras con tarjeta. Aunque genera costos, adicionales, es una funcionalidad muy pedida

En un contexto difícil, en el que a muchos se les hace cuesta arriba llegar a fin de mes, financiar las compras pasa a ser una necesidad. 

A la vista de eso, las billeteras virtuales y tarjetas de crédito ponen a disposición de sus clientes diversos mecanismos, ya sea para cuotificar consumos puntuales o para refinanciar el saldo del resumen en cuotas

Cuotificar consumos pasados

La fintech Ualá, que por ahora no ofrece tarjeta de crédito, lanzó recientemente la funcionalidad de cuotificar consumos efectuados en tiendas físicas o digitales y abonados con plástico prepago. Incluye, además, las facturas de servicios. 

La funcionalidad se aplica a gastos de hasta $5.000 que hayan sido realizados en los últimos seis meses, que se podrán diferir en una, tres o hasta cinco cuotas. Desde la app, el usuario puede ver automáticamente en su cuenta los distintos consumos posibles de cuotificar y decidir qué día del mes realizar el pago de la cuota.

De esta manera, la billetera fundada por Pierpaolo Barbieri añade otra opción de crédito a usuarios que, en su mayoría, no están bancarizados y empiezan a forjar su historial en el sistema financiero. La funcionalidad de cuotificación de consumos es la segunda línea de crédito que ofrece Ualá, que ya tiene disponbles préstamos personalesLa funcionalidad de cuotificación de consumos es la segunda línea de crédito que ofrece Ualá, que ya tiene disponibles préstamos personales

“Arrancamos con nuestro primer producto de crédito en 2019 para conocer a nuestro público desde el punto de vista del crédito. Tuvimos una excelente aceptación: a la gente no solo le gustó el producto sino que su comportamiento de pago fue muy bueno“, remarca a iProUP Joaquín Diz, gerente de riesgos de Ualá.

El ejecutivo añade que, a partir de esa experiencia crediticia, los propios clientes empezaron a pedir el pago en cuotas. “Usaban menos nuestra tarjeta porque no les alcanzaba para comprar lo que querían”, admite. Te puede interesar

De esa necesidad surgió esta posibilidad de “tener el dinero en la cuenta, en cuatro clics, durante las 24 horas, los siete días de la semana”, que por ahora estará disponible para un grupo reducido de usuarios entre los más de 2 millones de personas que ya tienen tarjeta Ualá. Luego se extenderá  a todos los clientes.

Con respecto a los costos, para diferir el pago en una 1 cuota, la tasa es 0% y solamente se suma una comisión de 1,5% del monto consumido. En el caso de solicitar tres o cinco cuotas, la tasa es plana: 59%. 

Desde la compañía recalcan la tarea de inclusión financiera realizada, al darle préstamos a personas sin historial crediticio. “A través de la tecnología, le ofrecemos un producto como este a todo el mundo. La idea es romper las barreras y que todos tengan acceso a un servicio como este”, resalta Diz. 

A la vez, el ejecutivo agrega la importancia de que los usuarios usen la tarjeta para poder inferir su comportamiento y acercarles cada vez mejores productos. Así, a medida que el cliente muestra buena conducta en los pagos, Ualá le mejora las condiciones de monto, límites y tasas

Consultado sobre el timing del lanzamiento –en pleno aislamiento obligatorio– Diz sostiene: “Ahora se necesita crédito en Argentina. Creemos que es una oportunidad para estar en un momento en que se requiere más, en este contexto de cuarentena”. 

Brubank, el banco digital del ex Citi Juan Bruchou, también ofrece la opción de cuotificar las compras realizadas con tarjeta de débito. Según la información oficial, “para cuotificar es necesario que inicialmente tengas disponible en tu cuenta el total del monto que querés pagar en tu compra”.

“Una vez que realizaste la compra, dentro de la app vas al movimiento/operación y te va a mostrar la opción de cuotificar la compra. Lo elegís, te permite elegir en cuántas cuotas deseás pagarlo y te indica la tasa de interésel monto por mes y el total que pagarías. Cuando se confirma la cuotificación, se te devuelve el importe de la compra a tu cuenta. 

Plan Z, la opción de Naranja

En Naranja también ofrecen un plan de cuotificación de compras. Es el “Plan Z” de la marca, con fuerte presencia en el rubro supermercados. 

“Plan Z es un plan exclusivo de Naranja, único en el mercado, que otorga la posibilidad de que los clientes compren y paguen como deseen: en una, dos o tres cuotas, cero interés; y en seis, nueve o hasta 12 cuotas, con mínimo costo de financiación. Es un plan muy valorado por los clientes, por la flexibilidad a la hora de abonar las compras realizadas”, explican a iProUP desde la firma.

En Naranja aseguran que tienen “una amplia oferta de financiación de deudas” para los clientes. “Realizamos un monitoreo permanente de nuestra cartera a través de herramientas de analítica avanzada que nos permiten ofrecerles planes que se ajusten a sus necesidades de pago, para financiar saldos vencidos o por vencer”, aseguran.A través de Plan Z, los clientes de Naranja acceden a planes de cuotas sin interésA través de Plan Z, los clientes de Naranja acceden a planes de cuotas sin interés

La característica principal del modelo es la proactividad a la hora de financiar y refinanciar el resumen, de modo tal que los clientes puedan seguir operando. Por eso, sumaron vías específicas para refinanciar lresúmenes impagos.

“Quienes estén al día pueden financiar su próximo resumen en 9 o 12 cuotas, según el caso, con rebajas sustanciales en las entregas para acceder a este plan. Hoy, el 70% de los clientes que está en situación pueden optar por esta alternativa de financiación“, describen desde Naranja.

Pagar en cuotas el resumen

Para quienes ya tienen una tarjeta de crédito que les permite comprar en cuotas pero no llegan a abonar todo el monto del resúmen, las propias emisoras proponen planes especiales para cuotificar los saldos

Debido a una normativa del Banco Central publicada en el marco de la emergencia sanitaria, la tasa nominal anual (TNA) máxima para estas operaciones es del 43%, siempre que se trate de tarjetas emitidas por bancos. Esto implica un costo financiero total (CFT) de 65%

Te puede interesar

En el caso de los plásticos no bancarios (por ejemplo, los que imprimen las cadenas de venta de electrodomésticos o supermercados), la tasa máxima que pueden cobrar por refinanciar no puede superar en más de 25% al promedio de las tasas de préstamos personales otorgados por el sistema financiero, que hoy ronda el 50% según el BCRA.

El Plan V sirve para cuotificar el saldo financiable ingresando en Visa Home o comunicándose con el centro de atención telefónica. El cliente diseña su plan y elige entre 2 y 24 cuotas. Además, antes de confirmar puede efectuar una simulación”, señala a iProUP Alejandro Manoni, head of issuing product de Prisma, principal adquirente de plásticos del país. 

Una vez realizada la simulación, podrá ver la tasa que le cobra el banco con el que opera para refinanciar el saldo. A la vez, Manoni destaca que el plan “puede cancelarse en cualquier momento que el cliente lo desee a través de los mismos canales, solo abonando el capital pendiente”.Tanto Visa como Mastercard ofrecen planes de cuotas para refinanciar los resúmenes de tarjetasTanto Visa como Mastercard ofrecen planes de cuotas para refinanciar los resúmenes de tarjetas

Todos los usuarios de Visa Argentina que tengan saldo disponible en su límite de compra en cuotas pueden acceder a la financiación del resumen con Plan V. Desde Prisma explican que la solicitud se puede hacer desde el cierre de cada resúmen de tarjeta. 

Manoni afirma que en todos los segmentos de clientes se realizan refinanciaciones y detalla que es una operatoria que tiene recurrencia. “Vemos usuarios que utilizan el Plan V vuelven a usarlo. Es un servicio que ayuda a planificar el pago del resumen de cuenta, ya que eligen la cantidad de cuotas para cancelar el saldo“, sostiene. 

Mastercard, por su parte, también ofrece la posibilidad de cuotificar los resúmenes. El cliente deberá desarrollar la gestión con el emisor o procesador de la tarjeta. “Según cuál sea pueden variar las tasas, términos o la posibilidad de cuotificar”, informan a iProUP desde la compañía.

El economista Ariel Setton, especialista en pagos digitales, afirma a iProUP que la mejor forma de financiar consumos en la actualidad son los planes Ahora. Y diseña el siguiente análisis para ver qué metodo conviene más:

 “En el caso de hacer pagos mínimos, la foto sería idéntica al de Plan V o Mastercard Cuotas con las condiciones actuales de mercado. La diferencia es que con estos programas acordás la tasa de interés para todo el plazo, mientras que rolleando la deuda podría subir o bajar, dependiendo de las condiciones futuras del mercado o regulaciones”, completa.

Además, remarca que un “al financiar con Ahora 6 te ahorrás un 18% con respecto a una compra en seis cuotas fuera del plan, al evitarte el interés”. 

Así, el mercado financiero ofrece varias opciones, tanto bancarias como  fintech, para que los usuarios puedan pagar en cuotas sus consumos y no perder poder de compra durante la cuarentena.



/" target="_blank">