Así lo decidió el juez Diego Flamant, pese a que la fiscalía había pedido su liberación por no contar con las pruebas suficientes. El hombre está acusado de abusar de su nieta en febrero de este año.

Un hombre acusado de abusar sexualmente de su nieta, de 6 años, continuará detenido, pese a que en un principio se estipulaba que el “abuelo violador” quedara en libertad. 

Es que días atrás se había realizado una audiencia con resultados favorables para el hombre de 67 años. Durante la audiencia la fiscal de la causa, Cecilia Bignert, pidió el cese de la prisión preventiva al entender que no tenía las pruebas suficientes para sostener la detención.

Ante esto, los abogados defensores del hombre adhirieron al pedido de la fiscal, lo mismo que sucedió con el abogado de la víctima. 

Sin embargo, y contra todo pronóstico, el juez Diego Flamant ratificó la prisión preventiva para el individuo, de quien se reserva el nombre para preservar la identidad de la víctima. 

Para ello el magistrado tuvo en cuenta que el sospechosos arriesgsa una condena de varios años de cárcel. Además, consideró que los psicólogos recomendaron que la niña continúe con su abordaje para poder expresar lo que ocurrió (hasta el momento no se ha expresado respecto a los presuntos vejámenes que sufrió). 

Finalmente, Flamant tuvo en cuenta la perspectiva de género sobre la protección de la víctima mujer y, sobre todo, teniendo en cuenta que se trata de una niña.

La investigación comenzó en febrero pasado, y se supo que los abusos se habrían producido en una casa de Panquehua, en Las Heras. El hombre vivía junto a su hijo, que está separado, y los fines de semana le tocaba la tenencia de su hija.

Fue durante uno de esos fines de semana cuando el abuelo habría aprovechado para abusar de su nieta.