El púgil bonaerense Maximiliano Verón continúa internado en terapia intensiva de un centro asistencial de la ciudad de Rosario y su estado de salud se complicó porque padece “neumonía”, según indicó el parte médico difundido esta tarde.

El boxeador, de 32 años y nacido en la ciudad de Luján, continúa luchando por su vida “en coma farmacológico, con asistencia mecánica respiratoria”, de acuerdo a lo consignado por el parte suministrado desde el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) de Rosario.

“El paciente hizo algunos registros de fiebre y está con tratamiento antibiótico por una neumonía”, agregó el texto.

Verón, quien perdió por nocaut con el también bonaerense Gustavo Lemos en una pelea por el título superligero FIB en la localidad santafesina de Desvío Arijón, fue derivado de urgencia, mientras regresaba a Buenos Aires, a causa de una descompensación que sufrió en el camino, por un “sangrado cerebral”.

El boxeador fue sometido a una llamada “craneotomía descomprensiva”, aunque todavía se le siguen “practicando estudios” para develar la complejidad del cuadro.

Andrea Becherucci, subdirectora del Hospital Clemente Álvarez, le contó al sitio especializado ‘A la vera del ring’ que el paciente “ingresó al hospital con una lesión muy grave, con un deterioro neurológico importante”, apuntó.

Además, el entrenador del boxeador, Marcelo Cerrezuela, denunció que en el Hospital Juan Bautista Alberdi, el primer lugar al que fue derivado Verón en la madrugada del domingo, le fue sustraída “la bolsa que había cobrado” por la pelea que sostuvo en la noche del sábado.


-->