La crisis económica y la falta de empleo es uno de los factores que se vienen agudizando año tras año y con la aparición de la pandemia acrecentó aún más este problema. La Cámara de Empresas de Constructoras Independiente de Mendoza (Cecim) anunció que en el último año se perdieron más de 10.000 puestos de trabajo en el rubro de la construcción. Donde las pymes son las principales afectadas, ya que de las 72 firmas que agrupa esta entidad, el 94% está inactiva.

El presidente de Cecim, Gerardo Fernández, mostró su preocupación ante estos alarmantes números de desempleos. Además, afirmó que la situación de las pymes es delicadas y angustiante, ya que llevan más de un año sin trabajar y su única entrada de dinero son los cobros de deudas que tiene el Estado con las mismas. 

El empresario manifestó: “Son empresas dedicadas a infraestructura como barrios, cunetas, cloacas, escuelas, entre otras, y que tienen de 150 a 200 empleados cada una, pero hoy en día el 94 por ciento está parada y se han perdido 10.000 puestos de trabajo. Además, estamos muy preocupados  por la poca perspectiva a corto y mediano plazo y por los defectos en los cobros”. 

Por otro lado, Fernández valoró la puesta en marcha de los programas ‘Mendoza Activa’ y el nuevo Procrear. “Si bien son necesarios porque reactivan el comercio y el empleo, a nosotros no nos alcanza. Es necesario de diversificar la economía con especial análisis en la minería, entre otras áreas posibles”, sostuvo el dirigente.

LEER TAMBIÉN

Tras varias reuniones con el gobierno provincial, el ministro de Economía, Enrique Vaquié, lamentó el panorama actual y destacó que con el ‘Mendoza Activa’ “en los primeros 10 días de convocatoria, se inscribieron más de 100 proyectos en 15 departamentos”. 

Asimismo, el funcionario pidió a los referentes vinculados con la construcción a que compartan aquellos proyectos que estén trabajando conjuntamente, para que sean evaluados junto con las demás autoridades de la cartera de Economía y de Infraestructura.Los Andes/Telam