Los bancos de sangre de todo el país tienen sus reservas muy disminuidas desde el inicio del aislamiento, de acuerdo a informes de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (Aahitc), y por eso en varias provincias se repiten los llamamientos y campañas para reforzar las donaciones con protocolos de bioseguridad en medio de la pandemia de coronavirus

La donación de sangre es una de las actividades exceptuadas en el aislamiento obligatorio decretado por el Estado y varios municipios están llevando adelante campañas para nutrir las reservas de los bancos de sangre locales.

En la provincia de Buenos Aires, el gobierno realiza campañas de donación de sangre en los distintos municipios con el objetivo de evitar el desabastecimiento en el contexto de aislamiento social obligatorio por el coronavirus: “En una semana del mes de marzo de 2019, tuvimos 1670 donantes y esa misma semana de este año, apenas 750 pero luego el tema repuntó”, contó a Télam la directora provincial del Instituto de Hemoterapia bonaerense, Nora Etchenique.

En Entre Ríos, por su parte, además de los operativos habituales establecidos en los hospitales, se desarrollaron colectas de sangre en numerosos clubes deportivos e instituciones sociales de diferentes ciudades.

En el sur del país, los hospitales cabecera de Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn, Esquel y Rawson tienen sendos bancos de sangre; mientras en las clínicas privadas operan profesionales especializados en hematología y cuentan con su propia dotación: “En general, en la provincia de Chubut estamos bien stockeados”, dijo la referente provincial del Banco Nacional de Sangre, Claudia Tedeschi.

En Neuquén, por su parte, la coordinadora del Centro Regional de Hemoterapia (CRH), Paulina Rodríguez, informó: “Desde que se decretó la cuarentena, lo que implementamos fue comunicarnos con los donantes voluntarios que tenemos registrados. Tuvimos una muy buena recepción, son muy solidarios y ante esta situación de emergencia es muy importante que concurran porque la única manera de contar con unidades de sangre es a través de la donación voluntaria”, indicó.

En Córdoba, por su parte, durante abril y mayo se realizaron campañas para colectas de donaciones de sangre en los Centros de Participación Comunal (CPC) y en los estadios de fútbol, a cargo del Banco de Sangre de la provincia y del Comité Operativo de Emergencia (COE).

En Mendoza, desde el Centro Regional de Hemoterapia (CRH) se realiza una campaña para concientizar a la población sobre esta necesidad y así fortalecer la donación de sangre y, entre las acciones que llevan adelante, se encuentra la posibilidad de solicitar turnos por internet.

La provincia de Jujuy tiene un “buen nivel de donantes de sangre que se ratifica año a año, por lo que las necesidades que se tienen son las normales, además nunca ha faltado el componente sanguíneo”, dijo a Télam el referente del Centro Regional de Hemoterapia, Juan Contreras, que resaltó que el distrito cumplió en 2018 con la meta que se había propuesto en 2004 “de llegar al 100 por ciento de donaciones voluntarias”.

Por último, en Río Negro, la jefa del Departamento de Enfermedades Transmisibles, Celeste Gómez, informó a Télam: “Somos una provincia de mediano a bajo requerimiento de sangre, sin embargo la hemoterapia no es una actividad que no puede preverse”.