PRC abrió los sobres del concurso público con ofertas del banco suizo UBS y de la consultora Deloitte. Las propuestas serán analizadas por una comisión evaluadora. El objetivo es que lleve adelante un proceso claro y ordenado para los interesados en invertir en la que es una de las mayores minas de potasio de Latinoamérica.

El banco suizo UBS y la consultora Deloitte se presentaron al concurso público para llevar adelante el proceso de selección de los potenciales inversores en PRC, uno de los mayores yacimientos de potasio de Latinoamérica, con una estructura capaz alojar un polo industrial y de abastecer el mercado interno y exportar.

“Las ofertas se abrieron con una escribana, como estaba pactado por ley. El material fue trasladado a la comisión evaluadora, que procederá a presentar sus recomendaciones en un plazo no mayor de 30 días”, explicó Emilio Guiñazú, gerente general de PRC.

La selección del banco inversor es otro avance en el proceso que comenzó a finales de 2020, cuando el Gobierno de Mendoza logró recuperar, luego de arduas negociaciones con Vale, US$ 250 millones en activos, 80 mil hectáreas de infraestructura y un predio que había quedado abandonado desde 2013.

El banco de inversión se hará cargo de la selección, la transparencia, la claridad de información para los interesados en invertir y el plan de negocio que ofrezca perspectivas a futuro, ahorrando dinero al Estado.

“Por el tamaño de la operación, es el mecanismo más eficaz, más transparente y que mayor garantía nos ofrece”, había afirmado Guiñazú al momento de anunciar el llamado.

Estos bancos de inversión darán los servicios de consultoría con costo cero para la Provincia: se trabajará con la modalidad “success fee”, es decir, se abonará según el éxito de la operatoria y el costo se incluirá en la licitación de la mina.

Esta modalidad ahorrará tiempo y dinero tanto al Estado como a los potenciales interesados, que se presentarán a una licitación con asesoría permanente y con números claros y precisos.

Un traspaso transparente y ordenado

Cabe recordar que en diciembre 2020 la Legislatura sancionó la ley de traspaso de Potasio Río Colorado a la Provincia. Ratificó así un acuerdo histórico firmado entre el Gobernador Rodolfo Suárez y la empresa Vale.

En febrero, la Provincia tomó posesión de los activos, que incluyen un predio de 80 mil hectáreas de servicios, con aeropuerto en condiciones de funcionar y con capacidad para que coman y se alojen 3 mil personas.

El directorio designado de PRC llevó adelante trabajos de prospección comercial con el objetivo de no solamente identificar a potenciales interesados en invertir, asociarse o comprar el proyecto PRC, sino también elegir el proceso más adecuado para lograr la incorporación eficaz de esos socios.

De estos estudios surgió que el mecanismo más idóneo, transparente y que mayor garantía ofrecía era trabajar junto con un banco especialista en procesos de fusiones y adquisiciones.

“El trabajo de este banco de prestigio mundial y trayectoria será identificar a los potenciales interesados y preparar el material para que puedan analizar números, perspectivas y proyecciones de forma adecuada”, agregó Guiñazú.

“Una vez aprobados los pliegos en el directorio, se llamará a licitación. Vamos a dar unos 30 días para el análisis y la preparación de ofertas y en octubre se tendrá el banco de inversión seleccionado”, agregó Guiñazú.

El traspaso de los activos tuvo costo cero para el Estado, y el servicio de consultoría también tendrá esta modalidad: el objetivo final son las inversiones y empleo genuino con cuidado de los activos, que pertenecen a todos los mendocinos.

Con este proceso, Mendoza logró salvar los derechos mineros, conservar los estudios y aprobaciones de impacto ambiental y todos los activos físicos: 80 mil hectáreas, con aeropuerto operativo y capacidad para alojar a 3 mil personas y convertirse además en un polo de servicios industriales.


-->