Los restos fueron encontrados el 15 de agosto en un canal de Villarino Viejo, cerca de Bahía Blanca. Aún resta la confirmación oficial.

Los restos humanos hallados en un canal de agua en Villarino Viejo, cerca de Bahía Blanca, corresponden a Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que desapareció el 30 de abril pasado cuando salió de su casa en el pueblo de Pedro Luro para reencontrarse con su ex novia. La información fue confirmada de manera extraoficial por fuentes del caso, según indica Infobae.

Pese a esto, desde el Equipo Argentino de Antropología Forense, a cargo del laboratorio de Genética Forense responsable del estudio en Córdoba, respondieron que no tienen información para aportar, que el informe sobre ADN no está terminado y que todavía no comunicaron nada a la familia, la primera que debe enterarse.

Hace dos semanas, el sábado 15 de agosto, un pescador halló un cuerpo en la zona de rastrillaje, en un canal cerca del límite entre los partidos de Villarino y Bahía Blanca. La madre del joven, Cristina Castro, dijo que se trataba de su hijo.

El cuerpo se encontraba boca abajo y semisumergido. Además, presentaba algunas piezas faltantes. “Faltan partes, los brazos…”, explicó Cristina, la madre, y denunció junto a sus abogados sus sospechas de que los restos hubieran sido “plantado” en el lugar.

La autopsia de los restos, que fueron hallados reducidos a un esqueleto, comenzó la semana pasada. Hoy, los especialistas determinaron que pertenecen a Facundo Astudillo Castro.


-->