José Osvaldo Caccia fue condenado por el delito de homicidio con dolo eventual. La querella había pedido 25 años de prisión.

La justicia condenó hoy a José Caccia (28) a diez años de prisión por el delito de “homicidio simple con dolo eventual” y “lesiones graves” por la muerte de los hermanos Abril, de 3 años, y Agustín Kruk (7) a quienes atropelló en diciembre de 2018 en la Costanera.

El Tribunal, integrado por los jueces Diego Lusverti, Agustín Chacón y Eduardo Martearena inhabilitó también a Caccia para conducir vehículos por el mismo tiempo de la condena.

El debate comenzó el 5 de agosto sin público con la presencia de peritos y testigos y continúo con los alegatos de las partes quienes argumentaron en base a las pruebas de las pericias la culpabilidad del conductor.

La fiscalía y la querella coincidieron en que el hombre manejaba de manera negligente y a alta velocidad al momento del atropellamiento y pidieron la condena por “homicidio simple con dolo eventual y lesiones graves”.

En tanto, el abogado Carlos Moyano, defensor de Caccia, pidió una pena por homicidio culposo con el argumento de que el hombre tuvo un accidente sin intención de matar, delito que prevé 3 a 6 años de prisión.

En el debate surgió que Caccia iba a más de 70 kilómetros por hora y que en ningún momento atinó a frenar el vehículo, sino que dio un volantazo y arrolló a Carla Pagliaricci y a sus hijos, quienes esperaban sobre la vereda para a cruzar.

El accidente fatal

El hecho ocurrió en la tarde del 14 de diciembre de 2018, cuando Carla y sus dos hijos regresaban de una plaza de la zona e intentaban cruzar por la senda peatonal la avenida Costanera y Matienzo de Guaymallén.

Fue entonces cuando fueron atropellados en un incidente vial en que participaron tres vehículos, un camión, una camioneta y un automóvil, de los cuales los dos primeros quedaron libres.

Caccia, quien manejaba el automóvil Ford Fairlane, fue imputado por el delito de homicidio simple con dolo eventual en perjuicio de los hermanos Kruk, quienes fueron trasladados por una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC) al hospital Notti, donde fallecieron.

En tanto que la madre de los niños permaneció internada en el hospital Central a causa de las lesiones graves en la espalda, cadera y rodilla izquierda.


-->