La iniciativa promueve en Mendoza la adhesión a la Ley Nacional N.° 27350 para fomentar la investigación científica, así como el uso medicinal y terapéutico de la planta de cannabis.

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de José María Videla (FR) por el cual se regulan en la provincia la investigación científica y el uso medicinal y terapéutico de la planta de cannabis. Cabe recordar que previamente, esta iniciativa obtuvo los avales correspondientes de las comisiones de Salud, de Legislación y Asuntos Constitucionales y de Hacienda y Presupuesto, donde se le acumularon proyectos de similar tenor, de los diputados Germán Gómez (FdT-PJ), Hebe Casado (PRO) y Eduardo Martínez (PI).

El texto aprobado dispone la adhesión de Mendoza a la Ley Nacional N.° 27350 de Investigación médica y científica del uso medicinal de plantas del género Cannabis SP y sus derivados, siendo la autoridad de aplicación el Ministerio de Economía y Energía de la Provincia, en todas las etapas de la cadena de valor en conformidad con la normativa vigente. Establece además que el Poder Ejecutivo propiciará la participación de personas humanas o jurídicas, públicas o privadas, para el desarrollo de proyectos productivos, los que podrán comprender todas las etapas de la cadena de valor. Para ello, podrá desarrollar, adoptar y coordinar pautas y protocolos precisos de investigación, cultivo, producción y comercialización, y podrá coordinar las acciones que sean necesarias para promover el establecimiento, explotación de cultivos de Cannabis sp en todas sus variedades, su industrialización y/o transferencia de tecnología con fines científicos, medicinales y terapéuticos, y desarrollar mecanismos destinados a implementar iniciativas económicas para la producción, transformación y/o distribución de derivados de grado médico.

Por su parte, los Ministerios de Salud, Desarrollo Social y Deportes y de Economía y Energía, tramitarán ante el Estado Nacional, todas y cada una de las autorizaciones y convenios que fueran necesarios de conformidad con las exigencias legales de calidad, seguridad y eficacia requeridos por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) o el organismo que en el futuro la reemplace. Asimismo, el Ministerio de Salud promoverá los acuerdos que sean necesarios con la cartera sanitaria nacional para simplificar y agilizar los trámites establecidos por la normativa nacional y provincial que regula la materia. Mientras tanto, el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia efectuará las reasignaciones presupuestarias para el cumplimiento de esta Ley.

Debate

La media sanción obtuvo el voto unánime en su tratamiento en general, mientras que en particular, los diputados Mario Vadillo y Mercedes Llano votaron negativamente los artículos 2.° y 3.°, y Mailé Rodríguez, del FIT, se abstuvo en los mismos artículos.

Durante el tratamiento en el recinto, José María Videla Saenz (FR), autor de la iniciativa, indicó que Mendoza ha sido pionera en este tema, ya que en 2017 sancionó la Ley 8962 para que luego en Nación se aprobara la Ley 27350. Sostuvo el legislador: “Si este proyecto es ley, Mendoza va a contar con la ley más avanzada y progresista en esta materia en todo el país. Se van a adoptar pautas para el desarrollo de protocolos precisos de investigación, cultivo, producción, industrialización y transferencia de tecnología tanto con fines científicos como medicinales, distribución y comercialización de productos con grado médico. Esperamos que se generen nuevos emprendimientos que generarán trabajo en la provincia”.

Asimismo, destacó los acuerdos que se establecerán con organismos nacionales como Anmat, INTA, Inase y Conicet, y remarcó que “en el mediano plazo, con esfuerzo y trabajo, como siempre lo hemos hecho los mendocinos, vamos a lograr producir con calidad para darles garantías de seguridad a los consumidores que necesitan” usar estos productos, “siempre recetados por un profesional médico con título habilitante”.

Ponderó Videla Sáenz que se establecerá “el marco normativo para realizar y planificar esta nueva actividad en la provincia. Vamos a generar una mejora en la salud porque les daremos la posibilidad a los mendocinos de dejar de recurrir a un mercado paralelo para poder adquirir productos derivados de cannabis de forma simple y legal. Generaremos una actividad que tendrá trazabilidad, certeza y seguridad para los usuarios a los que un médico les recomiende algún producto derivado del cannabis”, además de mencionar que se generará “una actividad que va a aportar a la economía de la provincia porque el objetivo también es desarrollar toda la cadena de valor”. Cerró su alocución al agradecer el apoyo de la mayoría de los bloques con representación parlamentaria, al trabajo realizado en comisiones y a los representantes de los ministerios de Economía y Salud, como también al gobernador Rodolfo Suarez, “que mostró su apoyo a la iniciativa mencionándola públicamente en la Asamblea Legislativa del 1.° de Mayo de este año”.

Por su parte, Jorge Difonso (FR-UP) resaltó el tratamiento dado a este proyecto en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, donde se recibieron inquietudes de legisladores, así como las opiniones de funcionarios de los Ministerios de Economía y de Salud.

Desde el bloque de FdT-PJ, el diputado Germán Gómez sostuvo: “Esta media sanción es una acumulación de varios proyectos que se habían presentado en la Cámara de Diputados. Quiero agradecer las versiones expuestas por el autor de uno de los proyectos, el diputado José María Videla, al referirse al trabajo llevado a cabo”.

“En su momento, la provincia avanzó con la Ley 8962, que le daba facultades al Ministerio de Salud de la provincia y que implicó  un avance importantísimo en esta temática. Pero el tema ha evolucionado a nivel mundial y en la Argentina, si bien lo ha hecho con sus tiempos, como todos los países latinoamericanos, creo que hay un avance importante y que puede implicar a futuro una gran oportunidad para la provincia de  Mendoza”, subrayó.

La primera ley que trató el tema del cannabis a nivel mundial fue la ley israelí. Luego, entre 2015 y 2017, algunos países como Argentina, Chile, Perú, Paraguay, Puerto Rico, Colombia, México y Jamaica avanzaron en distintas normativas legales, dijo Gómez.

También destacó el legislador justicialista: “Aaquí no estamos hablando de un uso recreativo, sino de una necesidad  médica, de un aporte importante que vamos a brindar no solo a la salud pública, sino que vamos a generar también otros aspectos, iniciativas y, sobre todo, aquello concerniente a la tecnificación, al desarrollo y la industria”. Gómez afirmó: “Es muy bueno el despacho que estamos haciendo porque nos va a generar una normativa de avanzada, teniendo en cuenta las futuras modificaciones que van a surgir en torno a la Ley 27350,  que es la ley nacional que regula y prevé el marco normativo en cuanto a la investigación y la tecnificación que tiene que realizarse en este tema”.   

A su turno, Eduardo Martínez (PI) manifestó que desde su bloque adhirió a esta media sanción. “El 50 % de algo es algo. El 100 % de nada es nada. Creo que tenemos que abrir la puerta, es el puntapié inicial a una discusión que va a venir y que se va a dar en el futuro, y quiero ser protagonista de esa gran discusión”, expresó.

Asimismo, Hebe Casado (PRO) adelantó el voto afirmativo aclarando: “Las indicaciones precisas del aceite de cannabis las da el Ministerio de Salud y Anmat. No son cualquier indicación, no son cualquier patología que a uno se le ocurra tratar con esto. Para eso existe la investigación clínica, la ciencia, y no es que uno sale a plantar para darle a sus hijos lo que cree que es bueno. Es para tratar aquellas patologías que están autorizadas por el Anmat y por el Ministerio de Salud para ser tratadas con el aceite de cannabis”. “No podemos legislar nosotros sobre cómo o a quiénes darles el tratamiento, para eso hay organismos específicos que lo hacen”, resaltó.

LEER TAMBIÉN

De igual forma, la diputada Cecilia Rodríguez (UCR) indicó: “Desde el bloque de la UCR y el Interbloque de Cambia Mendoza, vamos apoyar esta iniciativa. Consideramos que este proyecto aporta mucho a nuestra provincia, tanto a nivel de salud como a nivel de desarrollo económico, de avance tecnológico y todo lo que tiene que ver con el campo de la salud pública y privada”. Destacó: “En esta normativa, hay algo que queda muy claro y que es muy importante, y que son los mecanismos y órganos de aplicación y de control, tanto a nivel provincial como nacional”, y remarcó: “Es muy importante seguir avanzando en iniciativas que tienen que ver con el desarrollo amplio de nuestra provincia y en esto, esta Cámara, esta Legislatura, ha dado un debate y un proceso de análisis muy serio con el aporte de los distintos bloques y con la iniciativa del diputado José María Videla”.

En tanto, Mario Vadillo (CpM) adelantó la adhesión de su bloque al artículo 1 y el voto negativo a los artículos 2 y 3, “dado que no comprenden el acceso legal, regulado y democrático que tiene que tener el cannabis medicinal para toda la población”. Añadió que puede llevar a un “monopolio del cultivo, la producción y la comercialización de este producto tan necesario para tantas personas que hoy están sufriendo”. Agregó que, con el hecho de que la autoridad de aplicación sea el Ministerio de Economía, “se está trastocando la idea que este es un producto terapéutico para curar. Cuando lo queremos llevar a otro ámbito, es porque se apunta a otra cosa”.

Desde el FIT, la diputada Mailé Rodríguez sostuvo que su bloque se abstendría de votar los artículos 2 y 3 de la norma y acompañar el resto de la iniciativa. Consideró: “Es vital para cientos y cientos de pacientes que hoy necesitan de una Ley como esta, y sobre todo porque es parte de la lucha de las familias y madres que siguen peleando por un tratamiento adecuado para sus hijos e hijas”. Agregó la legisladora: “Las herramientas que se están teniendo en cuenta hoy por hoy para el tratamiento con estas sustancias son más punitivismo y más represión, incluso hay decenas de personas que están siendo judicializadas”.

Por su parte, la diputada Mercedes Llano sostuvo: “Desde el Partido Demócrata, estamos de acuerdo con la habilitación y las investigaciones científicas sobre el uso medicinal del cannabis”, y agregó: “Vamos a acompañar en general, porque entendemos que se va a aliviar a un montón de familias y va a contribuir a tutelar un bien jurídico como el de la salud pública, pero nos oponemos a los artículos 2.° y 3.° porque entendemos que no se encuadra dentro de los preceptos de la Ley 27350”. La legisladora argumentó, de esta manera, que votarían a favor la norma en general, pero indicó el no acompañamiento a los artículos mencionados.


-->