En el marco del sexto juego de las finales de la NBA, Milwaukee Bucks venció a Phoenix Suns de local, puso 4-2 la serie y se quedó con el anillo de campeón por segunda vez en su historia

Tras 50 años de espera, la ciudad y la franquicia volvieron a festejar y nada menos que ante un gran rival, con el conjunto de Arizona liderado por la estrella Chris Paul y por un joven prometedor como Devin Booker.

Y lo hizo de la mano de un Giannis Antetokounmpo que apareció en todo su esplendor a lo largo de toda la serie y que la completó con una noche soñada, con 50 puntos y 13 rebotes, para dejar en claro que es el MVP de las finales.

Fue triunfo 105-98 para los Bucks, que tras imponerse de visitante en el quinto juego, arrancaron encendidos en el primer cuarto, pero se fueron al descanso en desventaja. La segunda mitad fue toda del dueño de casa, que confirmó la victoria.

Este es el segundo título para la franquicia, luego del conseguido en las finales de la NBA de 1971, que ganaron de la mano de leyendas como Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson.


-->