Tras el acopio de productos en marzo, apenas decretada la cuarentena, las ventas registraron en abril un leve incremento del 0,2%.

Las ventas en los supermercados registraron en abril un leve incremento del 0,2% en relación a igual período del año pasado.

Asimismo, registraron una suba del 0,3% en autoservicios mayoristas, en plena vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus (Covid-19).

Los datos son del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Cerrados desde el 22 de marzo, las ventas se derrumbaron en los shoppings.

Este resultado contrasta con el de marzo, cuando se avecinaba la imposición de la cuarentena,y las ventas en los supermercados habían crecido el 9,6% interanual, por el impulso de la gente de hacer acopio de productos para enfrentar el aislamiento.

El informe del Indec incluyó, como todos los meses, las ventas en los grandes centros de compras, que permanecen cerrados y sin actividad por las restricciones para operar por la crisis del coronavirus, cayeron 98,6% en la medición a precios corrientes, en comparación con el mismo mes del 2019.

Las ventas totales a precios corrientes en supermercados, es decir incorporando el impacto de la inflación, llegaron a $71.824 millones, lo cual representó un aumento del 46,6% respecto de abril del 2019.

En los autoservicios, la facturación fue de $12.183 millones, con un aumento interanual del 50,2%, y en los centros de compras las ventas totalizaron $ 274,6 millones, con una caída del 97,6% respecto del mismo mes del 2019.