El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta este martes por la mañana, y en pleno crecimiento de los casos de coronavirus detectados, le presentó ese plan específico al Presidente, con la mente puesta en la cuarentena actual y también en su salida gradual, luego-en principio-del 12 de abril.

Según informó La Nación, Larreta ingresó cerca de las 9: 30 solo a la quinta de Olivos. Sus más estrechos colaboradores desconocían detalles del plan, que mantuvo en reserva hasta presentárselo al Presidente, en una reunión con formato de desayuno que duró 45 minutos, sin testigos y en el que-según confirmaron cerca de ambos-se hizo un “repaso general” de todos los temas vinculados con el combate a la pandemia: la marcha de las medidas para el cumplimiento de la cuarentena, el control de la circulación vehicular, el aumento de los casos en la ciudad, la atención de los infectados en instituciones sanitarias y la contención de quienes llegaron del Exterior y se encuentran cumpliendo el aislamiento obligatorio. “Fue una reunión super operativa”, afirmaron cerca del jefe de gobierno, y confirmaron que entre los temas tratados se incluyó la asistencia a los adultos mayores.

La inicitativa consiste en dividir a la población de riesgo (mayores de 70 años) en tres grupos, y diseñar políticas de aislamiento específicas para ellos, sobre todo pensando en una salida “ordenada” de la cuarentena, y evitar un rebrote de casos.

Un primer grupo está integrado por quienes tienen recursos económicos y familiares que puedan cuidarlos. El segundo, por quienes cuentan con recursos económicos pero se encuentran solos y sin asistencia; un tercer grupo, el más complicado, que no cuenta ni con medios económicos ni asistencia. Para estos últimos dos grupos, la atención debe ser permanente, afirmaron cerca del jefe de gobierno porteño.