Mendoza Activa, el programa impulsado por el Gobierno de Mendoza para reactivar la economía tras el derrumbe producido por la COVID-19.

Junto con el Banco de Vinos y las líneas de financiamiento destinadas a impulsar las pymes y la inversión privada, este tercer eje pretende cuidar el empleo privado mediante un proceso de aprendizaje práctico, desarrollado en ambientes laborales concretos.


La propuesta busca impulsar la inversión del sector privado, afectado por las medidas de aislamiento y el desplome de sectores productivos en Argentina.

Inyectar movimiento a toda la cadena productiva mendocina, que es la que finalmente aporta al Estado para que pueda dar sus prestaciones a los ciudadanos.

Todos los detalles aquí.