Inspirada en una burla que solía escuchar en las canchas, una mujer cordobesa se inspiró y creo producto exitoso


Una mujer oriunda de Córdoba inventó alfajores de pollo, cabrito y ternera que en poco tiempo lograron se convirtieron en un verdadero éxito.

Este inusual alimento fue inspirado en los gritos de una cancha de fútbol. Entre las hinchas rivales existen cantos y cargadas de todo tipo, pero a Miryam Díaz le quedó grabado uno muy particular: “Sos un alfajor de pollo, porque no existe”.


“Empecé a pensar en que lo podía hacer existir, que no podía ser tan difícil, solo que debía ser salado. Después de varias pruebas salió muy rico”, detalló la mujer originaria del pueblo Nono, en Traslasierra.

En declaraciones a la radio local LU5AM, reveló que para hacerlos en su receta utiliza además de una “masa muy suave”, pechuga, pata y muslo, laurel, orégano y cebolla de verdeo.

La comercialización de los alfajores ya es un éxito y cada uno de ellos cuesta 50 pesos. En el envoltorio se aclara que el alfajor de pollo “ahora existe y es cordobés”. Además, el peso es de 80 gramos, el doble de un alfajor tradicional de dulce de leche.

Aprovechando el éxito de su nuevo alimento, la emprendedora no se quedó solamente con el pollo sino que fue por más. También creó otros alfajores de cabrito y de ternera, además de la opción vegana con berenjenas, champignon y morrón. Según adelantó, sus próximos alfajores serán de cerdo a la mostaza con romero y otro de vitel toné.