Los resultados en las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar no fueron los esperados para el inicio de la selección colombiana. El debut auspicioso por 3 a 0 frente a Venezuela pasó al olvido rápidamente luego del empate con Chile (2 a 2) y las duras derrotas ante Uruguay (3 a 0) y Ecuador (6 a 1).

Además de las goleadas adversas en sus últimos compromisos, la federación cafetera atraviesa un conflicto interno en el que el entrenador, Carlos Queiroz, está en el ojo de la tormenta. Las constantes críticas del público y de los medios de comunicación sobre el aspecto futbolístico son acompañadas a las polémicas frases que deslizó en la última conferencia de prensa, cuando intentó justificar la convocatoria de Sebastián Villa en medio de un conflicto legal por la denuncia de violencia de género que recibió el jugador de Boca.

En este contexto, el programa Halcones y Palomas de TNT Sports, analizó la situación que atraviesa el combinado liderado por el entrenador portugués y anunciaron que Miguel Ángel Russo sería el principal candidato a reemplazarlo.

De todos modos, el DT del Xeneize acaba de renovar su contrato con el club porteño y su salida parece imposible. La extensión de su vínculo será como mínimo hasta diciembre de 2021.

Juan Román Riquelme fue quien, después de ser clave en el triunfo de Jorge Ameal en diciembre pasado en las elecciones del club, aceleró a fondo para incorporar al DT de 64 años tras haber ganado juntos la última Copa Libertadores que festejó el club en 2007.

Miguel Ángel Russo perdió su invicto frente a Talleres en su última presentación en La Bombonera y mañana recibirá a Lanús con una formación alternativa ya que su prioridad es la competición internacional, aunque al mismo tiempo necesita una victoria para allanar su clasificación a la siguiente fase de la Copa de Liga en el grupo que completan el equipo cordobés y Newell’s.

Previo a comenzar el encuentro, el plantel del Xeneize recibirá el trofeo por haberse consagrado campeón de la Superliga el 7 de marzo pasado, en una coronación que se demoró más de ocho meses debido a la interrupción que sufrió el fútbol por la pandemia de coronavirus.

Una vez dejada atrás la serie invicta, algo que se concretó también en La Boca con la derrota ante Talleres (1-0) del domingo, en un partido en el cual el equipo dirigido por Russo se descontroló sobre el final y sufrió las expulsiones de Agustín Obando y Carlos Izquierdoz, se aceleraron los tiempos y ante el Granate habrá un equipo alternativo.

Es que el verdadero objetivo de Boca es la serie de los octavos de final de la Libertadores que animarán con Internacional de Porto Alegre, el miércoles 25 de noviembre en Brasil, y luego el 2 de diciembre en el Alberto J Armando.

Por esa razón los únicos titulares que estarían ante Lanús son el arquero Esteban Andrada y el zaguero Lisandro López.

En el caso de Andrada, la intención de Russo es que sume minutos de fútbol tras haber estado sin actividad en el seleccionado argentino (fue suplente de Franco Armani en los dos partidos de la Selección) y respecto del central, no estaba previsto que juegue pero el resultado positivo de coronavirus del juvenil Gastón Ávila que iba a ser titular motivó su inclusión en el equipo, aunque el técnico podría colocar al también juvenil Renzo Giampaoli, de 20 años y capitán de la Reserva, en lugar del ex Arsenal de Sarandí.

Además, tendrán una oportunidad que estaba esperando Mauro Zárate y Ramón Wanchope Abila, mientras que en la defensa estará el peruano Carlos Zambrano y debutará desde el inicio Diego Pulpo González, luego de haber ingresado unos minutos en el triunfo ante La Lepra en Rosario.