Son cada vez más los imputados que buscan declarar como arrepentidos y señalan a Bento como el jefe de una asociación ilícita que se encargaba de cobras coimas a cambio de favores judiciales.

La situación del titular de Juzgado Federal Nº1, Walter Bento, parece cada vez más complicada. Luego de ser señalado e imputado por recibir coimas a cambio de favores judiciales, son cada vez más los arrepentidos que declaran en su contra.

El primero en hacerlo fue Javier Santos Ortega, también imputado en la causa, y quien confesó todo lo que sabía respecto a las coimas que habría recibido Bento. Esto le valió recibir el beneficio de prisión domiciliaria. 

Tras esto, otros acusados (en la causa son un total de 16 las personas imputadas), estarían decididos a declarar como arrepentidos. Todos ellos confesarían que formaban parte de esta asociación ilícita, o que pagaron coimas para recibir favores. 

Tras su detención Santos Ortega confesó que pagó una coima de más de 700 mil dólares a cambio de una modificación en la calificación de la causa en la que estaba imputado.   En ese entonces pasó de estar acusado por contrabando a encubrimiento, por lo que fue excarcelado.  


-->