El lugar había recibido varias denuncias de los vecinos de la zona. Además, solo estaba habilitado para funcionar como sanguchería

La Municipalidad de Mendoza clausuró este miércoles un bar de la calle Juan B. Justo por ruidos molestos. El comercio en cuestión sólo estaba habilitado para funcionar como sanguchería.

Los vecinos de la zona habían presentado varias denuncias contra este local, justamente por el nivel de ruidos que emitía. Inspectores del municipio se acercaron al lugar hace quince días, lo inspeccionaron y le realizaron un cese de Dj, porque no estaba habilitado.

Esta semana, personal municipal regresó al local gastronómico, hicieron una inspección de decibeles y dio alto. Por tal motivo, labraron un acta por ruidos molestos y remarcaron que la habilitación municipal que poseía era sólo para funcionar como sanguchería. Finalmente, este lunes los inspectores volvieron y decidieron la clausura del lugar, luego de comprobar que el sonido de la música estaba alto.


-->