Los fríos números indican que Chile tiene un total de 31 muertes y 3.520 nuevos casos de coronavirus, cifras récords diarias para el país, luego que el viernes el gobierno reinstalara una cuarentena total en la capital por el aumento de contagios y decesos de las últimas jornadas.

Pero también la realidad indica que no es el único problema que afecta a los ciudadanos trasandinos. La falta de recursos y la inseguridad son dos temas que quita el sueño a la sociedad del vecino país.

La Comisión de Seguridad Ciudadana de la Asociación Chilena de Municipalidades elaboró un reporte que revela que la percepción de inseguridad es alta en todo el país en este contexto de pandemia. 

El informe arroja datos más que preocupantes. En cuanto a los delitos que más han aumentado, los municipios mencionaron el robo con violencia e intimidación (24%), luego robo en lugar habitado (20,7%) y las situaciones asociadas a violencia intrafamiliar (VIF), con 15,09%.

Para la Subsecretaría de Prevención del Delito, los delitos de alta connotación social han disminuido en un 29%, entre marzo y abril, en comparación con el mismo periodo del año pasado, pero el dato de las comunas marcan todo lo contrario.

En cuando a los delitos que más han aumentado, los municipios mencionaron el robo con violencia e intimidación (24%), luego robo en lugar habitado (20,7%) y luego las situaciones asociadas a violencia intrafamiliar (VIF) , con 15,09%.

El dato indica que se han elevado los hechos más violentos, como robos a locales gastronómicos en el Barrio Brasil de Santiago –en pleno horario de toque de queda–, encerronas a automovilistas en autopistas, portonazos y asaltos a peatones en barrios residenciales.

Otro foco del estudio es la violencia intrafamiliar que “debe abordarse en profundidad y de manera urgente”, señala el reporte.

La situación se complica aun más es la falta de recursos de gran parte de la sociedad ante el aislamiento por la pandemia. Esta situación agravada por la demora de la llegada de la ayuda prometida por el gobierno de Piñera, originó protestas que se mantienen en algunas comunas del Gran Santiago.