El equipo inglés tiene la serie 2-0 a su favor con goles de Mason Mount y Ben Chilwell, y deberá sellar el pase en el próximo partido

El Chelsea dio un gran paso hacia las semifinales de la Liga de Campeones tras vencer 2-0 al Porto en la ida de los cuartos de final, disputada este miércoles en Sevilla por las restricciones sanitarias en Portugal.

Las expectativas eran de un partido igualado y muy táctico. Así fue, a pesar de la derrota de los del equipo de Sergio Conceiçao. Los visitantes propusieron una aguerrida defensa y aprovecharon todas sus oportunidades de cara al arco.

El Porto, por su parte, salió a demostrar que merecían estar en esa instancia. Con su conocida solidez defensiva controló cualquier intento de los de Thomas Tuchel, que apostó por Havertz en lugar de un ‘9’ puro como Giroud y que también prescindió en defensa de Thiago Silva, y a base de trabajo y presión merodeó más el área de Mendy.

Pero el Chelsea fue el que golpeó primero, en su único acercamiento a la portería de Marchesín en la primera mitad. Jorginho encontró a Mount y el inglés demostró las razones por las que despierta su fútbol tanta atención. El reverso magnífico sobre la marca de Zaidu y remate cruzado para abrir el marcador.

El complemento fue una continuación del juego planteado por ambos equipos en el primer tiempo. El Chelsea prefirió esperar a su rival y buscar la salida al contragolpe, con la buena arma de un Kovacic que desarmó en ocasiones al mediocampo “local” con sus conocidas arrancadas, pero fue Mendy de nuevo clave en un mano a mano con Marega. Luis Díaz también estuvo cerca del empate con un disparo que se fue muy cerca del palo.

El conjunto londinense tampoco se asomó demasiado a las inmediaciones del área portuguesa y su mejor ocasión fue un cabezazo mal dirigido en buena posición de César Azpilicueta. Tuchel metió a Pulisic y Giroud por unos desacertados Werner y Havertz, pero las prestaciones ofensivas no mejoraron, y para el tramo final prefirió blindar el resultado con la entrada de Kanté y Thiago Silva.

Pero se llevó un premio mayor. Pulisic avisó en una contra que estrelló con furia en el larguero antes de un inoportuno error en el tramo final del ‘Tecatito’ Corona. El defensor le dejó el balón servido a Chilwell y el lateral supo definir con calidad para acercar al equipo inglés a la penúltima ronda.

LOS GOLES:

La vuelta se disputará el martes próximo, también en Sevilla como consecuencia de las restricciones de desplazamientos entre Portugal y el Reino Unido por pandemia de Covid-19.


-->