Si bien los resultados fueron negativos, los investigadores hallaron pertenencias de una de la víctimas.

Este jueves la policía realizó un nuevo rastrillaje en los alrededores de la zona donde encontraron los cadáveres de Kevin (18) y Franco Álvarez (28), con el objetivo de dar con el arma homicida. Si bien los resultados fueron negativos, hallaron pertenencias de uno de los fallecidos. 

Personal de la División de Homicidios de Investigaciones, junto a la Policía Científica, estuvieron a cargo de los rastrillajes, realizados en Rodeo del Medio, donde el último domingo aparecieron los cuerpos. 

Fue la fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, quien ordenó la medida, para intentar así dar con el arma utilizada para el crimen de los hermanos. Actualmente son 4 los detenidos e imputados por el hecho: Vicente Fabián Dagostino (51), su hijo Axel Leonel Dagostino (21) y los hermanos Isidro Omar (32) y Luis Andrada (37). 

Todos fueron imputados por “homicidio agravado por aleosía, premeditado de dos o más personas y homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, delito que prevé prisión perpetua si son hallados culpables. 

Los investigadores intentan dar con el arma homicida, presuntamente un revólver calibre 22. Sin embargo, entre unos arbustos y en el agua, lograron hallar una mochila perteneciente a Kevin Álvarez. Allí encontraron un cuaderno, una billetera con 200 pesos y bienes personales. 

También se peritó una camioneta Ford F-100 perteneciente a Luis Andrada en búsqueda de rastros hemáticos, pero los resultados no fueron positivos. En cuanto al móvil del doble crimen, la hipótesis más fuerte apunta a que los hermanos habrían sido abatidos tras una pelea, por una diferencia en el cobro por su trabajo. Esto último, originado por el robo de una planta de marihuana.


-->