“Quisimos evitarles problemas a otros clubes. En otras épocas era normal jugar en otras canchas. La gente de Maipú, a raíz de que nosotros jugamos en su cancha, no la pudo arreglar como correspondía. No se podía resembrar el césped en otra época del año” manifestó Carlos Castro, el Presidente de Independiente Rivadavia, ante la decisión de su club de mudar la localía al estadio del Bicentenario de San Juan ante la imposibilidad de jugar en el Bautista Gargantini y en el Omar Higinio Sperdutti de Maipú, ya que ambos campos de juego son resembrados.

Independiente oficiará de local ante Gimnasia de Jujuy el próximo lunes a las 14 horas, por la fecha 10 de la Primera Nacional con transmisión del equipo Ídolos y Anónimos de Radio Jornada (91.9).

“Lo de San Juan surgió de un comentario que tuvimos nosotros, hablamos con la AFA y buscamos que se diera la posibilidad de jugar en esa provincia, que no tiene Copa América. Tuvimos la suerte que el Gobierno aceptara prestarnos el estadio del Bicentenario. Nos sale lo mismo que si jugáramos en el Malvinas, excepto por el viaje en colectivo” explicó el Presidente.

También se refirió a la posibilidad que la Selección de Chile realice las prácticas en el Bautista Gargantini cuando se desarrolle en nuestra provincia la Copa América. “Un coordinador de la Selección de Chile en Mendoza visitó el predio de Godoy Cruz (en Coquimbito) y fue al Gargantini. Es una posibilidad que la cancha de la Lepra sea su campo de entrenamiento para la Copa América”, cerró.


-->