El cantante, que está en plena separación con la madre de sus hijos, y la hija de Marcelo Tinelli están en Mendoza disfrutando de la nueva relación

Candelaria Tinelli (30), la influencer hija de Marcelo Hugo se puede ver que está en Mendoza por un lado y  por el otro a  Coti Sorokin (47), el famoso cantante y autor de numerosos  éxitos. Eso es lo que se ve en las redes sociales, dos caminos que parece no cruzarse. ¿Pero qué pasa si en algún momento se unen?

Eso fue lo que hizo Vicky Braier, la panelista de Bendita TV, conocida en el mundo virtual por su seudónimo Juariu, una especie de “detective de las redes sociales”, la joven encontró una serie de coincidencias entre los perfiles de Instagram de Cande y Coti, que despertaron las versiones de un posible romance.

Según parece, en los últimos días Cande y Coti comenzaron a entablar lo que se lee como una cercana amistad virtual: se empezaron a seguir e intercambiar likes de manera constante, y todo comenzó justamente después de que ella fue a ver un show que dio él en el autocine montado en el Hipódromo de Palermo.

Hasta ahí nada fuera de lo común. Pero lo que sorprendió ahora fue que Cande y Coti habrían coincidido ya de manera presencial bien lejos de Buenos Aires y de los eventos para la prensa, en una bodega ubicada en Vista Flores, una pequeña localidad ubicada en el departamento mendocino de Tunuyán.

Un portal reveló que la hija del conductor de ShowMatch había llegado a la provincia el día miércoles junto a Dolores Barreiro, quien luego se mostró en otro paraje turístico.

Cande, en cambio, subió a sus historias una foto en la que, según el ojo entrenado de Juariu, aparece en una bodega donde ese mismo día había estado Coti.

Se trata de la bodega Monteviejo, conocida en el ambiente de la música por los distintos artistas que pasaron por el lugar para elaborar sus propios vinos, desde Juanchi Baleiron hasta Pedro Aznar, quien llegó a recibirse de sommelier profesional.

Y allí estuvo Coti, dejando como testimonio las distintas delicias que probó en el lugar, y a la espera del lanzamiento de El Trato, una hermosa balada romántica que interpreta junto a la banda platense Cruzando el charco.

El creador de Color esperanza, canción por la que tuvo un pequeño cortocircuito con Diego Torres, hace poco fue noticia al anunciar de una extraña manera su separación tras 25 años juntos de Valeria Larrarte, su esposa, en medio de un divorcio millonario. En ese momento, Coti salió al cruce de otro rumor que lo vinculaba con Juana Viale.

La hija de Marcelo, por su parte, también viene de atravesar una separación a mediados de año. En su caso, del futbolista Federico Giuiliani, hoy empleado del club San Lorenzo de Almagro, con quien había empezado una relación poco antes de que comenzara la cuarentena por coronavirus.