Serán 505 trabajadores de la empresa Dorinka, ex Walmart, los beneficiados. “Fue otra gran conquista del gremio”, celebraron.

El Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca), que conducen Hugo y Pablo Moyano, y el empresario Francisco De Narváez acordaron hoy el pago de un bono compensatorio para los 505 trabajadores de logística de la empresa Dorinka, exWalmart, lo que implicará para la compañía el desembolso de 227 millones de pesos, informó el gremio.

Fue otra gran conquista del gremio para los trabajadores de la actual empresa Dorinka, exWalmart, luego de muchos meses de lucha e insistencia en la defensa de los derechos laborales. Esos 505 camioneros percibirán un bono compensatorio por única vez, según los años de servicio, y se respetará la antigüedad a futuro”, afirmaron los dirigentes.

El acuerdo fue firmado por Hugo Moyano, también titular de la Federación nacional del sector, y De Narváez, quien según señaló el sindicato en un comunicado “se comprometió a abonar 227 millones por ese bono compensatorio a los trabajadores de la logística”.

Ese personal cobrará el bono por única vez -cuyo monto según cada caso dependerá de los años de servicio- como consecuencia del cambio de razón social de la empresa, en este caso encabezada por Dorinka, cuyo propietario “se negaba a realizar el pago e ignoraba el capital de los trabajadores, algunos con hasta más de 20 años de antiguedad”, se indicó.

Hugo y Pablo Moyano explicaron que un trabajador con menos de 4 años de antigüedad percibirá unos 100 mil pesos y para los que tengan más años de servicio el monto a cobrar alcanzará hasta el millón de pesos, en tanto las partes convinieron también que esos valores no serán descontados en el caso de una supuesta indemnización por despido.

“Se trata del ahorro de los trabajadores que, con su máximo esfuerzo, cumplieron sus tareas durante muchos años. Ese capital lo tienen bien merecido”, recalcó Hugo Moyano.

Los dirigentes aclararon que el sindicato finalmente decidió firmar el acuerdo con De Narváez para asegurar la paz social en el contexto de la pandemia de coronavirus.

En su momento y, ante el grave conflicto originado en la compañía, que tiene sede central en la localidad bonaerense de Moreno, Trabajo dictó la conciliación obligatoria por 15 días.

El Grupo De Nárvaez había adquirido todas las operaciones de Walmart en el país en 2020 y, según denunció el gremio, se había negado a recontratar al personal luego de abonarle la indemnización.

El gremio camionero realizó medidas de fuerza y advirtió que bloquearía el centro de distribución, por lo que la cartera laboral recurrió a la Ley 14.786.

“El reclamo era legítimo y legal, porque el empleador ya no es la multinacional, lo que generaba incertidumbre a los trabajadores ante la posible falta de liquidez del grupo empresario”, había señalado entonces la conducción gremial en una solicitada.