Tras una visita del titular de Irrigación, el intendente de General Alvear y el titular del Clúster Ganadero Mendoza, se pudo constatar que los campos que cuentan con las obras realizadas, reciben un producto de excelente calidad para el desarrollo de la actividad.  

El Ministerio de Economía y Energía, a través de la Dirección de Ganadería y del Clúster Ganadero Mendoza, realizó una visita a los campos del Sur mendocino que ya están recibiendo el agua proveniente del acueducto ganadero Bowen-Canalejas.  

La calidad de agua que transporta este acueducto es excelente para el ganado. Las zonas a la que está llegando son marginales en calidad para los animales llegando a tener, en algunos campos, entre 6 y 10 gramos de sal por litro”, comentó Damián Carbó, titular de Ganadería de Mendoza.  

El funcionario explicó que cuando el animal supera los 6 gramos de sal por litro de agua consumida, ve afectado su índice productivo siendo esto un problema a la hora de intentar que el animal quede preñado y, a tal fin, es allí donde se debe apelar a mejores condiciones de forraje.  

“En caso que los niveles de sal en agua sean de 10 gramos o más, significa para el animal el redoblar los esfuerzos para incluso sobrevivir ya que no solo no logra quedarse preñada, sino que, además, no se incrementa su peso”, agregó Carbó. 

Según detalló, la obra llegó para revertir la situación antes mencionada. “Esto se agrava cada vez más cuando se atraviesa un periodo de seca como la que estamos teniendo. El asombro de esta recorrida es el nivel de presión que tiene el agua en las distintas zonas a las que está irrigando el acueducto”.  

En este sentido el titular de Ganadería de la Provincia añadió: “Esto es realmente muy bueno, pero no debemos tomarlo como un éxito debido a que la obra está proyectada para 219 productores y a la fecha contamos con 100 conexiones. El acueducto aún no tiene la demanda que tendrá una vez que se conecten todos los beneficiarios para la cual está pensada”, cerró.      

La recorrida 

Al frente de la visita estuvo el superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli y el intendente Walther Marcolini, quien fue acompañado por Mauricio López Huerta del Clúster Ganadero; el consejero del Río Atuel Gustavo Villegas, Ramiro Lavay de la Cámara de Comercio; César Rigoldi y Carlos Martini de Irrigación y Alejandro Viñolo del campo El Clarín.  

En este marco Marinelli manifestó: “Hemos comprobado la presión en distintos ramales y observamos un caudal muy grande, es superior al caudal de diseño porque todavía no están todos conectados, lógicamente una vez que se conecten todos, el caudal va a bajar”.  

Por otro lado, en el marco del encuentro se conoció que ya se constituyó una inspección de cauce en la esfera del Departamento General de Irrigación, y dentro de un año estaría conformada por los propios usuarios del acueducto.  

Este acueducto es el primero de una red de cuatro que conforman un anillo productivo y que forma parte de un plan integral y estratégico con el que el Gobierno provincial pretende diversificar la matriz productiva de Mendoza.


-->