El presidente de Brasil permanece internado por una obstrucción intestinal.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, internado desde el miércoles por una obstrucción intestinal, sigue evolucionando de “forma satisfactoria” y podría recibir el alta “en los próximos días”, según el último parte médico publicado hoy en la prensa local.

“Si sigue habiendo buena aceptación, el equipo médico asistente decidirá por el alta en los próximos días”, señaló el parte médico del equipo liderado por el cirujano Antonio Luiz Macedo, quien atiende al mandatario desde 2018, cuando recibió una puñalada en el abdomen que lastimó su intestino y le dejó secuelas que aún no logró superar del todo.

Ayer, en el parte médico anterior, el equipo de profesionales había deslizado que si el mandatario seguía evolucionando bien podría recibir el alta mañana. Hoy no pusieron fecha.

Como hizo ayer, Bolsonaro, de 66 años, volvió a publicar imágenes de su internación en el Hospital Vila Nova Star, en San Pablo, en sus redes sociales.

Nuevamente se lo vio caminando por la clínica y aseguró que está “progresando”.

Bolsonaro sigue en funciones pese a su internación y ya recibió en la clínica a varios ministros y se entrevistó por teléfono con dirigentes nacionales.

Esta mañana continuó con la agenda de Gobierno al participar de manera virtual de un acto y cuando le tocó hablar, celebró no haber tenido que operarse nuevamente.

“Gracias a Dios no fue necesario (la cirugía). Me muero por volver a trabajar, rever los amigos, volver al seno de la familia y realmente hacer con que Brasil camine”, dijo Bolsonaro en la transmisión.


-->