El plantel de Boca, que estuvo retenido 12 horas declarando en la comisaría de Belo Horizonte, partió hacia el aeropuerto para emprender el regreso a Buenos Aires, tras quedar eliminado de la Copa Libertadores

Luego de los incidentes que se registraron en la zona de vestuarios del estadio “Mineirao”, tras la eliminación del Xeneize en la definición por penales, los jugadores de Boca fueron derivados a la comisaría para prestar declaración sobre lo sucedido.

Por la tarde, cerca de las 15:00, el avión que traslada al conjunto dirigido por Miguel Ángel Russo partirá desde el aeropuerto de Minas Gerais con rumbo a Buenos Aires.


-->