Los jugadores de Boca Juniors y Racing Club parecieron “responderles” dentro de la cancha a sus “cuasi interinos” técnicos, Sebastián Battaglia y Claudio Úbeda, con una tibia actuación de ambos lados que no podía derivar en otro resultado que no fuera el 0-0 final con el que se consumió este partido que cerró el segmento dominical de la novena fecha

En la Bombonera disputaron un pobre enfrentamiento, sin fútbol ni llegadas a los arcos, donde pareció prevalecer más la seguridad de mantenerlos inmunes a los ataques de los rivales antes que pensar en castigar al del adversario.

La paridad, claramente hacia abajo, dejó indemnes a los noveles entrenadores a partir del resultado, pero en cuanto al juego en sí, los dos transmitieron una simbiosis con sus dirigidos que revelaron un partido ya no entre dos técnicos, sino entre dos equipos “interinos”. En el primer tiempo Boca tuvo una clara tras un cabezazo de Izquierdoz que tapó Arias.

En el segundo tiempo el trámite fue similar, pero el local de a poco tomó el control del partido y exigió al arquero chileno en un par de apariciones de Luis Vázquez. Ya en tiempo de descuento, el elenco de la Ribera pudo haberse llevado los tres puntos tras una floja respuesta de Arias, pero el juez de línea invalidó la acción por un offside de Marcelo Weigandt.

Con este clásico en tablas, que parece sentarle mejor a la visita, Boca desperdició la chance acortar distancia con los de arriba y se ubica 12° con 11 puntos. Por su parte, Racing quedó cuarto con 16 unidades, a solo tres del líder Lanús.


-->