El flamante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, puso en primer plano una foto suya con el papa Francisco como parte de la nueva decoración de la Oficina Oval, en el que también se apreciaron retratos familiares, de expresidentes y bustos de líderes sindicales y activistas de derechos civiles

Bhttps://jornadaonline.com/biden-asumio-como-presidente-de-eeuu-prevalecio-la-democracia/iden, el segundo mandatario católico en la historia del país tras John F. Kennedy, ha mantenido una relación cercana con Francisco, con el que se reunió en varias ocasiones desde que asumió su pontificado en 2013.

La imagen de uno de esos encuentros figuraba ahora sobre un mesa ubicada detrás de su escritorio en su oficina en la Casa Blanca, junto a fotos con su esposa, hijos y nietos.

En el centro de la misma, destacaba el busto de César Chávez, un líder sindical campesino estadounidense de ascendencia latina, quien fue también un ferviente activista de los derechos civiles.

El descubrimiento de la estatuilla de Chávez en el despacho ejecutivo coincidió con la propuesta migratoria del nuevo Gobierno de permitir a los trabajadores agrícolas indocumentados solicitar la residencia permanente en el país.

La decoración de la Oficina Oval ha cambiado con el nuevo presidente, quien puso imágenes y estatuas de sus referentes políticos y retiró los instalados por su antecesor, el republicano Donald Trump.

Entre ellos, se destacaba una pintura del polémico expresidente Andrew Jackson, el favorito de Trump, que ahora fue reemplazada por una de Benjamin Franklin para subrayar el interés de Biden por la ciencia, según reportó el diario The Washington Post.

También se colocaron retratos de los exmandatarios George Washington, Abraham Lincoln, Franklin D. Roosevelt y de Thomas Jefferson y el padre fundador Alexander Hamilton, dos personas de ideologías muy diferentes que, sin embargo, trabajaron juntas.

Se dejó de exhibir un busto de Winston Churchill y se instaló uno del exsenador Daniel Webster, un defensor del Gobierno de Lincoln durante la Guerra Civil (1861-1865).

En un aparente guiño al movimiento de derechos civiles, se instalaron sobre la chimenea estatuillas del reverendo Martin Luther King y del exfiscal general Robert F. Kennedy, mientras que en otras estanterías se dispusieron bustos de la activista afroestadounidense Rosa Parks y la exprimera dama y militante de derechos humanos Eleonor Roosevelt.

También se instaló una escultura del artista indígena Allan Houser de un caballo y un jinete Apache Chiricahua, que perteneció al difunto senador demócrata hawaiano Daniel Inouye, el primer estadounidense de origen japonés elegido en el Congreso.

Además, hubo algunos cambios en el decorado, que incluyen diferentes alfombras, cortinas y papel tapiz, y se sacaron las banderas militares -agregadas por Trump- que lucían junto a la bandera estadounidense y la de la Presidencia.

También hubo cambios en los despachos de los funcionarios del Ala Oeste de la Casa Blanca, donde se instalaron nuevas computadoras y pantallas de plexiglás entre cada escritorio como protección a la pandemia del coronavirus.

Además, en los pasillos, se retiraron las fotos con momentos destacados del Gobierno de Trump y, en su lugar, se pusieron imágenes enmarcadas en oro del discurso dado por Biden en el estado de Delaware en la víspera de su asunción, y también del homenaje hecho a las víctimas de la Covid-19 en la explanada del National Mall, reportó la cadena CNN.