Tres hijos del senador justicialista Adolfo Bermejo fueron detenidos cuando participaban de una fiesta clandestina. Por eso, el legislador publicó en Twitter: “Me siento muy avergonzado, triste y enojado, no logré como padre que ellos se cuidaran”.

Los jóvenes de entre 20 y 30 años (dos varones y una mujer) están acusados de no cumplir con las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

En la fiesta clandestina fueron detenidas más de 20 personas, y derivadas a cinco seccionales policiales.


-->