La federalización de los parques es parte de una política pos pandemia que busca la reactivación económica y la generación de empleo. La Economía del Conocimiento como motor del desarrollo es la clave.

El equipo del Ministerio de Economía y Energía, encabezado por el ministro Enrique Vaquié, junto con el vicegobernador Mario Abed y el presidente de la Honorable Cámara de Diputados de Mendoza, Andrés Lombardi, visitaron las instalaciones del futuro parque tecnológico y de innovación del sur mendocino.

Queremos replicar la experiencia del Parque Tic de Godoy Cruz, donde se instalaron empresas nacionales e internacionales en búsqueda del talento local y la colaboración que se da entre los integrantes del sector tecnológico. Por eso, está dentro de nuestra visión estratégica de corto plazo la instalación de parques tecnológicos tanto en el Sur como en el Este de Mendoza” aseguró el ministro Vaquié.

El proyecto del Parque de Innovación Tecnológica del Sur mendocino comprende a los municipios de General Alvear, Malargüe y San Rafael. Participan empresas de base tecnológica, universidades e institutos de investigación, además de los gobiernos municipales y provincial.

Para Alejandro Zlotolow, subsecretario de Industria y Comercio “con esta iniciativa se busca convertir a Mendoza en un hub tecnológico con fuerte presencia y desarrollo territorial en los diversos oasis. La vinculación con las instituciones académicas, el sector productivo e industrial y los institutos tecnológicos, posicionan a la provincia en la cúspide a nivel nacional, a la hora de atraer inversores que quieran crecer en este ámbito”.

Las autoridades de las principales universidades públicas de la Provincia, con sede en el Sur mendocino, también participaron de la recorrida. “Nos sentimos muy acompañados por el gobierno provincial en relación al Polo de innovación, tanto desde la UTN como desde la UNCuyo creemos que las instituciones académicas deben articular en beneficio del desarrollo local” explicó Hermes Chávez, representante de la Universidad Tecnológica Nacional.

“Ambas universidades apoyamos los proyectos que impliquen crecimiento, generación de conocimiento y desarrollo territorial. En nuestro caso, desde 2018 tenemos un centro para la Investigación, Desarrollo, Innovación y Transferencia de Tecnología de 1.200 metros cuadrados cubiertos. Con este espacio, al igual que con el Polo queremos fortalecer a los sectores de la producción de bienes y servicios mediante la formación continua de recursos humanos”, finalizó Rogelio Di Santo, vicedecano de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria de la Universidad Nacional de Cuyo.