Todo comenzó con una denuncia radicada por la madre de los menores. El hombre de 44 años estaría involucrado en actos de prostitución con sus propios hijos.

El martes se comenzó a a cerrar un caso que tomó resonancia en 2019, en que un padre era acusado de prostituir a sus pequeños hijos. El sujeto, de 44 años se encontraba prófugo y fue detenido por efectivos de Delitos Sexuales de la División de Investigaciones de la Policía de Mendoza.

El hombre estaba acusado no solo de abusar de sus hijos, sino de organizar fiestas en donde “entregaba” a los menores a amigos y conocidos.

Finalmente, el personal policial logró dar con el sujeto mientras circulaba por una zona cercana a Gutierrez, en Maipú.

Las investigaciones sobre el caso, en el que interviene el fiscal Gustavo Stroppiana, especulan con que el sospechoso no solamente abusaba de sus tres niños personalmente sino que los llevaba encuentros con amigos y conocidos que también sometían a los niños, en ocasiones a cambio de dinero.

El hecho salió a la luz a finales de 2019 cuando la madre de los niños, dos varones y una nena de 11, 8 y 6 años, empezó a notas actitudes extrañas en los niños y denunció al padre biológico de los menores. Entonces la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual y la Policía de Investigaciones se abocaron a recabar las pruebas que fundamentaron el pedido de captura.

Según detalles de la investigación, los menores no solo eran abusados, sino que vivían amenazados por su progenitor, quien les decía que les iba a dar una paliza si confesaban las aberrantes acciones a las que eran sometidos.

Cabe destacar, que en las próximas horas podría conocerse la imputación contra el presunto agresor. Interviene en el caso el fiscal Gustavo Stroppiana