Tras años de ansiosa espera, comienzan las tareas para la doble vía Mendoza – San Juan que tantas vidas se ha cobrado en innumerables accidentes de tránsito. Su estado es más que preocupante, deformaciones, ondulaciones la tornan cada vez más insegura

Por Luis Martínez, Redacción Jornada

Se trata de una conexión fundamental para la región que permitirá una mayor vinculación para la producción, el comercio y el turismo entre otras actividades. Se realizará con fondos nacionales a través de Vialidad Nacional. Pero además, es el tramo donde se producen innumerables accidentes de tránsito debido cobrándose la vida de muchas personas.

Es más que preocupante el estado de una de las rutas más importantes del país como la ruta 40. En su tramo desde Mendoza a San Juan el iniciar un viaje es similar a largar una etapa del recordado Dakar, dado que la carpeta asfáltica puede presentar los más sorpresivos obstáculos. Angosta,  peligrosa, altamente transitada se ha cobrado muchas vidas en gravísimos accidentes viales que nos han impactado. Finalmente, la obra esperada de la doble vía arranca esta semana con un acto de lanzamiento en Lavalle.

Las gestiones de Suarez

El gobernador Rodolfo Suarez realizó varias gestiones para apurar la obra que fue anunciada en el 2015 por el entonces presidente Mauricio Macri acompañado por el gobernador de Mendoza en ese momento, Alfredo Cornejo. Los avatares de la economía impidieron el inicio en aquellos años y ahora llegó el momento.

Suarez publicó en twitter a fines de febrero pasado, tras recibir al ministro Gabriel Katopodis, “Luego de varias gestiones que realizamos con mis funcionarios, hoy anunciamos junto al Ministro Gabriel Katopodis, inversiones para obra pública por $21.521 millones de pesos, para generar empleo y mejorar la calidad de vida de miles de mendocinos”. 

Y agregó “Entre otras, se incluyen el sistema cloacal para Malargüe, mejoras en la Ruta 7 Sistema Cristo Redentor, y el compromiso por la Ruta 40 a San Juan, que los mendocinos reclamamos desde hace tiempo”.

Detalles de la obra

El primer tramo de la Doble Vía Mendoza-San Juan será de 18 kilómetros y tendrá una inversión de $5.500 millones. Va desde el aeropuerto de El Plumerillo hasta el empalme con la Ruta Provincial 34. La autopista será ejecutada por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, y por su envergadura se espera que sea un aporte indispensable a la seguridad vial.

Esta primera etapa de la obra contempla una doble trocha con 7,3 metros de ancho cada una, con pavimento de hormigón, intercambiadores, calles colectoras pavimentadas y enripiadas según los distintos caudales de tránsito, banquinas externas con un ancho de 3 metros y pasarelas en sectores específicos. En el medio el gobierno relocalizó a varias familias que residían en la traza de la ruta, un punto que también provocó demora en al comienzo de las tareas. Se estima el plazo de ejecución de dos años aproximadamente.

El resto de la obra

En tanto, para el recorrido entre Lavalle y el límite con San Juan se convocará a otra licitación más adelante pero mientras tanto se realizarán trabajos de recuperación y mantenimiento de la ruta actual, señaló el delegado en Vialidad Nacional distrito Mendoza, Guillermo Amstitz.

“Hubo mucha fuerza de todos los sectores políticos para iniciar esta obra, a mí me constan gestiones permanentes de Anabel Fernández Sagasti y del ministro de Infraestructura provincial”, señaló hace un tiempo Amstutz.

La esperada obra demandará un largo tiempo de ejecución pero finalmente veremos una autovía que permita disfrutar un viaje en lugar de encomendar nuestras almas a alguien superior para terminar sin sobresaltos su travesía. Esperanza de que disminuyan notablemente las muertes por accidentes en el mini corredor de la muerte cuyano.


-->