Publicidad

14° Mendoza

Viernes, agosto 05, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$

Dólar Ahorro/Turista

$244,76

Dólar Blue

$293,00

Dólar CCL

$290,62

Euro

$

Riesgo País

2489

14° Mendoza

Viernes, agosto 05, 2022

RADIO

ONLINE

Una nueva testigo complica más a Sebastián Villa: el terrible testimonio

 Leonardo Del Vecchio oriundo de Milán,  fue el fundador y presidente de Luxottica. Desde 1995, era el mayor productor y distribuidor del mercado óptico mundial

Redacción
27/06/2022 13:38

 

Una mujer se presentó como testigo y declaró en el caso en el que el jugador de Boca Sebastián Villa es acusado de abuso sexual. La joven manifestó haber estado presente la noche en la que el futbolista habría violado a Tamara Doldán y señaló que también quiso abusar de ella. Sin embargo, aclaró que no quiere hacer la denuncia "por miedo a perder el trabajo".

La testigo, de 22 años, habló el viernes ante la fiscal Vanesa González, de Violencia de Género de Esteban Echeverría. Según su relato, le pidió una camiseta de Boca a Villa, quien la invitó a entrar a su habitación y comenzó a besarla.

"Cuando yo intento salir de la pieza, él me empujó a la cama. Yo quería salir de la pieza y forcejeamos, forcejeamos, él igual me agarraba de los brazos me empujaba a la cama, no entendía que le decía que no, estaba muy borracho. Él se bajo los pantalones y se subió encima mío", señaló la mujer.

De acuerdo a su testimonio, el empleado de seguridad de Villa, apodado "Vikingo", mantenía la puerta cerrada para que la joven no pudiera salir.

"Vikingo estaba del otro lado de la puerta que estaba cerrada, cuando yo quería abrir la puerta, Villa me empujaba a la cama. Él en un momento me arrancó la bombacha y cuando ya estaba encima mío, le dije que se ponga un preservativo o se saque la ropa. El me tenía agarrada de los brazos y si bien me apoyaba, no llegó a penetrarme porque yo me corrí", detalló.

La testigo agreg{o: "Yo le pedía que se pusiera el preservativo, que se sacara el buzo, eso lo hice para que ocupe sus manos y yo poder salir de la habitación. En ese momento yo pude abrir la puerta y mi amiga estaba del lado de afuera diciéndole a Vikingo que abra la puerta y Vikingo me dijo que él trabajaba para Villa, no para mí".

Finalmente, la joven logró salir y se fue en Uber con cuatro mujeres entre las que se encontraba Tamara.

A pesar de su testimonio, la mujer especificó que no desea iniciar una denuncia ya que teme que su nombre tome estado público y pueda tener problemas para obtener trabajo en el futuro.