Publicidad

10° Mendoza

Sabado, mayo 21, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$123,7500

Dólar Ahorro/Turista

$204,45

Dólar Blue

$204,00

Dólar CCL

$211,58

Euro

$125,1267

Riesgo País

1945

10° Mendoza

Sabado, mayo 21, 2022

RADIO

ONLINE

Se triplicaron los casos en un mes: la vacunación incompleta es la preocupación central de cara a las Fiestas

Los infectólogos advierten que es fundamental que se apliquen la segunda dosis las personas que todavía no lo hicieron: se estima que son 6 millones en la Argentina

Redacción
21/12/2021 09:55

 

“Solemos decir que las vacunas son víctimas de su propio éxito, porque previenen las formas más graves de una enfermedad, y las hospitalizaciones y muertes por esa enfermedad. Pero las vacunas también logran un impacto en la circulación del virus cuando llegan a un porcentaje muy alto de cobertura, alrededor del 95% de la población. Eso en la Argentina todavía no lo logramos. Los casos bajaron, disminuyó la percepción del riesgo y los cuidados se relajaron. Hay que volver a hacer mucho hincapié en esos cuidados. Especialmente porque vienen las reuniones de fin de año, las Fiestas”. El diagnóstico es de Florencia Cahn, médica, integrante del comité de expertos que asesoró durante la pandemia al Ministerio de Salud de la Nación, y presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

En Argentina, a menos de una semana de Nochebuena y Navidad, el promedio de casos diarios positivos de Covid-19 fue de 3.979 en los últimos siete días. Hace un mes era de 1.261 casos diarios positivos. En cuatro semanas se triplicó esa cantidad. Aún cuando la variante Delta es mayoritaria: entre el 90% y el 95% de los casos que circulan son de ese tipo. Esto quiere decir que la variante Ómicron, que según distintas investigaciones es aún más transmisible que la Delta, aún no circula de forma comunitaria, lo que podría desencadenar un aumento más acelerado de contagios.

 

 

El incremento de casos se ve en la calle: el martes, hace una semana, en el centro de testeo peatonal que el Gobierno de la Ciudad montó en La Rural había unos veinte metros de fila para hisoparse. Este viernes, día en el que el Gobierno porteño anunció que abrirá dos nuevos centros de testeo para casi duplicar su capacidad de diagnóstico, la espera ya era de más de una cuadra.

 

 

“Cruzando Santa Fe, al lado del Havanna, hay un testeo privado que sale 6.000 pesos por persona”, explicaba una de las orientadoras de ese centro público de testeo ante la pregunta de las personas que se quieren testear para viajar y no saben qué les conviene. Otros, los que llegaban sin turno aunque desde hace una semana sea obligatorio, preguntaban cómo hacer para tener un diagnóstico. “Pueden ir a los centros de Parque Chacabuco o a Parque Los Andes”, les decía.

Al mediodía de este viernes ya no quedaban allí cupos de los reservados para las personas sin turno. En la fila para testearse había personas -sobre todo de entre 20 y 40 años- que se sabían contacto estrecho de algún caso confirmado y otros a punto de hacer algún viaje. También personas con síntomas, a las que se les indicaba que en esos casos el testeo se hace en Unidades Febriles de Urgencia (UFU), instaladas en los predios de los hospitales públicos porteños.

“Están circulando variantes de mayor transmisibilidad y eso, sumado al relajamiento de los descuidos, puede empujar la curva de casos para arriba. Pero por ahora no son variantes que impliquen mayor gravedad: las vacunas están funcionando a la hora de prevenir cuadros graves y mortales”, describe Ángela Gentile, jefa del departamento de Infectología del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”.

“La ventaja de que esta suba de casos ocurra en verano es que eso permite más actividades al aire libre y mejor ventilación, pero las Fiestas son un gran desafío. Es importante llegar adecuadamente vacunados, es decir, con al menos dos dosis y empezando a recibir la tercera quienes deban hacerlo, y también entender que las vacunas evitan formas graves y letalidad, pero no la transmisión, por lo que hay que guardar los protocolos. Hay que seguir trabajando mucho en la comunicación de los cuidados, y hacerlo de forma segmentada, dirigido a cada población, porque no le preocupa lo mismo a una persona de 70 años que a una de 20”, suma Gentile.

“Esto que estamos viendo no es una subida abrupta de los casos, pero sí un franco sostenimiento de ese incremento. En las Fiestas conviene evitar todo lo que sean reuniones en ambientes cerrados y con individuos parcialmente vacunados: completar los esquemas de vacunación es prioritario, sobre todo porque una sola dosis no alcanza para variantes como Delta y Ómicron”, sostiene Eduardo López, integrante del comité de expertos que asesoró al Estado y jefe del departamento de Medicina del Gutiérrez.

 

 

“Las recomendaciones principales para las Fiestas son que los adultos mayores estén vacunados con tres dosis, que todos lo demás, excepto los menores de 11 años, tengan dos dosis, que las reuniones sean al aire libre, usar barbijo y sacárselo sólo para la cena y el brindis, y tratar de que la mesa de los adultos mayores esté lo más separada que se pueda de adolescentes y adultos jóvenes, que en este momento son los que más se infectan”, sugiere López. “El movimiento de la curva de casos va a depender de cuánto y cuán rápido testeemos, de cuánto se aíslen los contactos estrechos, y de que completen su esquema de vacunación quienes todavía no lo hicieron”, sostiene el infectólogo.

“Hay mucho cansancio respecto de la pandemia, es una sensación que compartimos todos, pero no se puede dejar de lado la ventilación cruzada, el lavado de manos, el uso de barbijo en lugares cerrados o en lugares abiertos en los que hay mucha gente. Son todas cosas que debemos tener presentes en general y en particular en estas Fiestas”, explica Cahn.

 

 

Ante la consulta de elDiarioAR sobre si se tomarán nuevas medidas dado el aumento de casos positivos, fuentes del Ministerio de Salud de la Nación sostienen: “La normativa legal, que es el DNU, define cuáles son los parámetros de alarma, los cuales son: las nuevas internaciones en terapia intensiva por Covid-19 y la tensión del sistema de salud (...) En estos momentos tenemos 82% de personas que iniciaron su esquema de vacunación y 68% que completaron su esquema. Por lo tanto las recomendaciones vigentes son: acelerar la vacunación -para ello las provincias tienen stock suficiente y nosotros tenemos stock para fortalecer los planes provinciales de vacunación- y mantener y fortalecer los cuidados, que las provincias tienen la potestad de hacer cumplir esas recomendaciones. En ese sentido se inscribe también el pase sanitario, que las provincias pueden adelantar su aplicación y ampliar su alcance. Las autoridades provinciales van a contar con el apoyo de Nación para eso. Lo que aprendimos es que no se puede llevar a cabo una medida general sin contemplar las particularidades de cada región y jurisdicción”.