¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

San Luis: Brutal represión policial a raperos en una competencia de freestyle

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

13° Mendoza

Martes, octubre 04, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$154,2500

Dólar Ahorro/Turista

$271,83

Dólar Blue

$284,00

Dólar CCL

$306,98

Euro

$145,4136

Riesgo País

2708

13° Mendoza

Martes, octubre 04, 2022

RADIO

ONLINE

San Luis: Brutal represión policial a raperos en una competencia de freestyle

El conflicto ocurrió el domingo pasado en Plaza Pringles durante una competencia de freestyle. 23 policías pasaron a disponibilidad

Redacción
03/08/2022 12:02


Dos jefes de la Unidad Regional (UR) 1 de la policía de San Luis fueron desplazados en las últimas horas de la fuerza, mientras se investiga la represión policial de un grupo de artistas urbanos ocurrida el pasado domingo en una plaza de la capital puntana, infirmaron hoy fuentes oficiales.

La medida fue tomada por el ministro de Seguridad de San Luis, Luciano Anastasi, quien desplazó al comisario general Sergio Chareum, a cargo de la UR1, y a su segundo, Marcelo Brizuela, quienes se suman a otros 23 efectivos apartados de sus funciones por el mismo hecho.

La titularidad de la UR1 quedó ahora a cargo del comisario general Carlos Rubén Villegas, exdirector general de Coordinación Judicial y exjefe de la Unidad que hoy vuelve a dirigir, detallaron los voceros.

Ayer se había informado el pase a disponibilidad de los 23 efectivos, oficiales y suboficiales que participaron del operativo realizado en a plaza Pringles de la capital provincial el pasado domingo, cuando fueron detenidos de manera violenta seis jóvenes y tres menores de edad que se disponían a desarrollar una competencia de Rap y Hip Hop.

La participación de las fuerzas de seguridad de San Luis incluyó una requisa a los asistentes y el uso de la fuerza, ya que los arrestos se produjeron con empujones, arrastres, esposamientos, golpes en el piso y ahorcamientos, además, en algunos casos, a los jóvenes les hicieron bajar los pantalones.



Las imágenes del procedimiento fueron tomadas por los celulares de varios testigos, quienes las aportaron a la pesquisa.

En ellas se ve a un numeroso grupo de policías actuando contra los jovenes, muchos de los cuales, con intervención de la fiscalía de turno, fueron detenidos acusados de "resistencia a la autoridad y lesiones".

Todos los apresados fueron liberados alrededor de las 2 de la madrugada del lunes, luego que el grupo de jóvenes trasladara la competencia de rap a la puerta de la comisaria y advirtiera que iba a permanecer en el lugar hasta la liberación de los detenidos.

Tras viralizarse esas imágenes, numerosos artistas, sumaron su repudio en las redes sociales.

Valentín Oliva, conocido artísticamente como Wos, compartió las imágenes en su cuenta de Instagram y junto al video escribió: “Siempre jodiendo a los pibes".

Por su parte, Mateo Palacios Corazzina, reconocido como Trueno, también cuestionó el accionar de las fuerzas de seguridad y dijo que “les debería dar vergüenza”, al tiemoo que El Misionero o Misioflow también compartió el video y pidió información sobre lo sucedido en la provincia.


"El hip hop salva vidas, el hip hop no es delito, dejen de estigmatizar y condenar a los pibes que se quieren expresar de forma sana, un pibe con micrófono en la mano es un pibe menos con un arma, muestra arma es el arte", sentenció.
 

Bajo las consignas “El arte no es delito” y "Hasta que la represión deje de existir", artistas urbanos convocaron a realizar un festival el próximo viernes a las 15 en el mismo lugar en que ocurrió el operativo que involucró a casi 30 efectivos policiales.

“Invitamos a artistas de todos los rubros, de todos los espacios y organizaciones que quieran sumarse a acompañarnos en esta protesta pacífica”, indica la convocatoria.

“Kasero”, uno de los convocantes y rapero, calificó como una “situación horrible” la que vivieron en la plaza Pringles y aclaró que “no es algo inusual", ya que sucede por el "prejuicio" hacia los artistas.

Dijo que a pesar de que los tilden de "delincuentes" y "drogadicto", las competencias musicales se viven un “ambiente familiar, con mucho amor, respeto, que encamina siempre la cultura del hip hop”.